Conoce Trena, la iniciativa que lleva el muay thai a zonas vulnerables

Desde hace un año Trena da clases gratuitas en el AA.HH Los Hijos de Miyashiro, en San Genaro. La iniciativa deportiva se ha ido consolidando gracias al trabajo de profesores voluntarios y al empeño de los alumnos que los acompañan cada sábado.

“Las clases me parecen bien. He aprendido a hacer los rectos, el ‘yap’ y el cruce. Yo vengo casi todos los sábados y me gusta mucho”, dice Alexander de 12 años mientras esboza una sonrisa y termina de acomodar una caja con guantes de pelea. Por esa semana, la clase de muai thai de Trena ya ha acabado.

Es casi mediodía y a pesar de estar cansado, aún le quedan fuerzas para correr por la pista de arena e improvisar algunos juegos con sus amigos. Desde hace un año que Alexander asiste religiosamente a las clases gratuitas de Trena, una comunidad de deportistas que a través de sus diferentes disciplinas busca que el deporte llegue a todos, sin distinción.

Así como Alexander, otros 30 niños y niñas de diversas edades también se han sumado a las clases. Las sesiones, de hora u hora y media, son todos los sábados en la canchita o en el local comunal del AA.HH Los Hijos de Miyashiro en la zona de San Genaro, en Chorrillos.

“Por favor, todos los y las que van a participar en la clase de muai thai vengan al local comunal. El entrenamiento comenzará pronto”, dice a través de un megáfono Diego Jibaja, uno de los gestores del proyecto y apenas se apaga su voz, cinco niños entran a corretear al local mientras que los más grandes esperan afuera.

“Por favor, todos los y las que van a participar en la clase de muai thai vengan al local comunal. El entrenamiento comenzará pronto”, dice Diego Jibaja, uno de los gestores del proyecto.
“Por favor, todos los y las que van a participar en la clase de muai thai vengan al local comunal. El entrenamiento comenzará pronto”, dice Diego Jibaja, uno de los gestores del proyecto.

“Antes [el grupo] quería solamente pelear, ahora lo ven más como una disciplina. Hay mucho más respeto y se prioriza el aprendizaje. Es un trabajo constante y puedo decir que me encanta venir todos los sábados y ver la evolución de todos”, dice Diego.

Mientras él agrupa a los más pequeños, Renato Lam, peleador de muai thai y profesor del equipo, les dice que deben bajar a la canchita. Una vez ahí, se emplean unos minutos para conversar. La dinámica es que cada uno se presente y diga una cosa que le gusta hacer. Algunos aprovechan ese tiempo para soltar comentarios graciosos o contar qué tal les ha ido en la semana. Luego, empiezan los calentamientos. “Profe, ¿cuándo terminemos podremos jugar ‘pichanga”?, dice uno mientras se forma.

Ya con todos concentrados, Renato es la voz de autoridad y empieza a pautear los ejercicios. Hacen flexiones, mueven los brazos y continúan con unas planchas. Luego corren un poco y ya están listos para la parte que a todos les fascina: el muai thai.

El nombre que Trena le ha dado al proyecto es “Por Mi Barrio” y es una iniciativa auto sostenible. Esto quiere decir que es la misma comunidad la que realiza actividades con las que se puedan financiar los gastos e implementos deportivos. También se busca complementar el proyecto, entre otras cosas, con campañas médicas y talleres de alimentación.

Mirada hacia el futuro

“Llevamos un año de proyecto, entre altas y bajas. Lo que queremos ahora es seguir trabajando y consolidarnos para no perder todo lo conseguido”, enfatiza Diego.

Y es que los chicos de Trena llegaron por casualidad hasta Los Hijos de Miyashiro. Renato y Diego cuentan que en una ocasión, mientras corrían, vieron la zona desde lo alto del Morro Solar. Luego, pasaron otras veces y se dieron cuenta de que había bastantes niños y niñas.

“Primero hablamos con la presidenta de la asociación y fuimos coordinando para tener un espacio dentro de la comunidad”, dice Renato. Mientras que Diego agrega: “Tuvimos que tocar puerta por puerta y buscar a los chicos. Conversar con las madres para que nos conozcan. Tuvimos que ganar su confianza”.

Y así empezó el proyecto que ahora, además de Diego y Renato, tiene a Diego Velásquez y a los alumnos de Trena: Dana, Ángel, Pamela y Henry.

 Como en todo deporte, la constancia y la práctica juegan un rol importante. Hannah, Emerson, Ricardo, Jhon Jairo, Efraín, Lesly, Ronaldo y José, son solo algunos de los que asisten constantemente y en los que ya se está perfeccionando la técnica del muai thai.
Como en todo deporte, la constancia y la práctica juegan un rol importante. Hannah, Emerson, Ricardo, Jhon Jairo, Efraín, Lesly, Ronaldo y José, son solo algunos de los que asisten constantemente y en los que ya se está perfeccionando la técnica del muai thai.

La dinámica es establecer turnos para que sábado a sábado los chicos y chicas puedan recibir, de forma ininterrumpida, las clases y para que el aprendizaje sea continuo. Como en todo deporte, la constancia y la práctica juegan un rol importante. Hannah, Emerson, Ricardo, Jhon Jairo, Efraín, Lesly, Ronaldo y José, son solo algunos de los que asisten constantemente y en los que ya se está perfeccionando la técnica del muai thai. “Tengo a varios, que son unos tromes y que han avanzado un montón”, dice Renato.

Trena mantiene el diálogo constante no solo con los padres y madres, sino también con la Municipalidad de Chorrillos. Con ellos se espera poder trabajar en algún local cerca de San Genaro, de tal manera que los chicos puedan recibir las clases en un ambiente más óptimo. A futuro también se espera poder desarrollar más disciplinas deportivas.

El objetivo no es solo fomentar el bienestar y un estilo de vida saludable, sino también mejorar la calidad de vida de las comunidades, recuperar sus espacios públicos y empoderar a los niños y niñas.

El dato
  • Encuentra a Trena en Facebook y en Instagram. Para ser voluntario no es necesario saber muai thai, solamente hay que tener ganas de apoyar y de interactuar con el grupo.

Noticias Relacionadas

Conoce a Dayana Espinoza, la actriz peruana que lo dejó todo por su sueño