Tecnología y deporte: ¿VAR o no VAR?

Deportes como el fútbol atraviesan por cambios importantes debido al creciente protagonismo de la tecnología en el deporte.

La aparición del VAR en el fútbol ha generado opiniones divididas entre especialistas, seguidores y jugadores del llamado “deporte rey”. Desde su instalación en 2016, muchos han saludado la decisión, entendiendo que el uso de esta tecnología es de gran ayuda para impartir justicia y tener un arbitraje más preciso. Pero también existen los más “conservadores”, quienes consideran que el error humano es parte de la esencia que los hace tan populares.

La tecnología en el deporte

La tecnología nunca ha sido ajena al deporte. El uso de nuevas herramientas digitales ha generado, por ejemplo, la profesionalización de los atletas. Hoy los deportistas pueden entrenar de forma más personalizada o pueden tratar y controlar mejor sus lesiones. Bajo las exigencias de hoy, sería imposible que un deportista de alto rendimiento no utilice la tecnología a su favor.

El atletismo ha sido uno de los deportes que más ha introducido cambios tecnológicos a favor de los deportistas. Foto: 7news.
El atletismo ha sido uno de los deportes que más ha introducido cambios tecnológicos a favor de los deportistas. Foto: 7news.

Para la mejora de resultados en el desempeño deportivo, la vestimenta también ha evolucionado debido a la tecnología. El atletismo ha sido el deporte bandera en estos cambios, yendo por ropa y calzado más ligero, que permita mejorar las marcas de los deportistas. Y desde 2012 en adelante, la ropa incluye también dispositivos para medir la velocidad, la distribución del peso y la actividad cardiaca.

La videoasistencia, similar al VAR, ha sido clave en otros deportes. Desde 2006 el tenis cuenta con el ya famoso sistema “ojo de halcón”, que permite definir la trayectoria de una pelota durante una jugada que no queda clara ante el ojo humano. Sin esa tecnología disponible, torneos tan importantes como Wimbledon o Roland Garros podrían definirse con jugadas dudosas, otorgándole la victoria a la persona equivocada.

Un reto de adaptación

Hoy en día, las competencias más importantes del mundo utilizan la tecnología. Rusia 2018 fue el primer mundial de fútbol donde se utilizaba el VAR, y desde entonces ligas como la española, la Premier League inglesa y la Champions League vienen utilizando esta tecnología.

Los juegos olímpicos de 2008 celebrados en China fueron los primeros en usar cámaras para determinar a los ganadores de las competencias en atletismo, y se espera que Tokio 2020 sea el evento más tecnológico de la historia. Como se puede ver, es una tendencia que seguirá creciendo a nivel global.

El VAR viene siendo utilizado en competencias internacionales de fútbol, siendo una herramienta de consulta que ha generado polémica.  Foto: FIFA.
El VAR viene siendo utilizado en competencias internacionales de fútbol, siendo una herramienta de consulta que ha generado polémica. Foto: FIFA.

¿Son estos sistema perfectos? No. ¿Pueden los árbitros mejorar la forma en la que lo utilizan? No hay duda que sí. Pero es un proceso en el los jugadores, árbitros y aficionados deben colaborar para que la adaptación sea más sencilla. La discusión ya no va por si la tecnología se queda en el deporte o no, sino cómo se aplica bien.

La transformación tecnológica está cambiando todas las industrias, y el deporte no es indiferente a esto. Si bien es cierto que los cambios cuestan, estas herramientas sólo mejoran la relación entre los fanáticos y sus equipos. Si bien las decisiones polémicas se disminuyen, la audiencia toma un mayor protagonismo y tiene una experiencia de 360º nunca antes vista.

Noticias Relacionadas

Adrián Bello: la nueva voz del soul pop peruano que te conmoverá