«Spiderman: Far from Home»: un héroe que cree en sí mismo

La nueva película de Spiderman cierra la tercera fase del universo cinematográfico de Marvel. Siguiendo los sucesos en «Endgame», en esta oportunidad vemos cómo los héroes se preparan para un mundo sin Iron Man y Capitán América. Nosotros ya la vimos y aquí la comentamos.

Creando confianza     

Todo se trata de aprender a confiar en uno mismo. Lección difícil para cualquier adolescente que crece con inseguridades y, en especial, para un joven Peter Parker que siente la presión de estar a la altura de su fallecido maestro, Iron Man. Esta es la primera película del Universo Marvel, post «Endgame», y busca establecer al Spiderman —interpretado por Tom Holland— como una de las nuevas caras principales de la productora hacia el futuro.

Iron Man fue quien introdujo a Spiderman al Universo Marvel y, desde entonces, se convirtió en el mentor del «trepamuros» de Queens. Ahora que no está hay un vacío, tanto dentro de Peter como en «Los Avengers» y en la seguridad mundial. Tony Stark confiaba en Peter y le heredó su tecnología, por lo que Nick Fury (confiando en el criterio de Stark) trata de reclutarlo para que sirva como un cambio generacional en la defensa de la tierra. Pero Peter tiene otras preocupaciones adolescentes, como confesarle su amor a MJ, y no está seguro de entregarse totalmente a la vida de superhéroe, pero, principalmente, no está seguro de poder cumplir las expectativas de otros.

Es aquí cuando aparece un nuevo enmascarado al que llaman Misterio, un héroe de otra dimensión que llega a nuestra Tierra para detener la catástrofe que destruyó la suya.

Misterio, interpretado por Jake Gyllenhall, es la respuesta a los problemas de Peter. Por un lado sirve como un breve reemplazo para la figura paterna que entendía el dilema de los héroes enmascarados y, por otro lado, representa la posibilidad de que Spiderman no necesite ser «el nuevo Iron Man». Hay un candidato mejor preparado que él postulando a la misma vacante.

Pero, para Peter, toda esta duda y desconfianza en sí mismo desencadena su mayor desgracia. Sintiéndose indigno de la confianza de Stark, entrega la tecnología que hereda de este a quien considera una mejor opción: Misterio, quien se revela como el principal villano de esta película. Antiguo empleado de Stark y genio de la tecnología de los hologramas, Misterio crea ilusiones con proyectores de realidad virtual para que el mundo vea la narrativa que él quiere que vean —incluyendo a Spiderman— y así convertirse en el nuevo héroe del mundo.

Villano que complementa

El concepto de Misterio asienta bastante bien al tema de la película. El poder del villano es proyectar sus visiones y hacerte creer en una realidad que te hace dudar de qué es verdad y qué no, lo que Spiderman solo puede vencer utilizando su “sentido arácnido”, poder en el que no confía mucho. Peter atraviesa este trance a nivel emocional, y luego de forma física y metafórica por Misterio. Empezando por Fury, y terminando con todo el mundo, la gente proyecta en Spiderman el legado de Iron Man, lo cual lo hace dudar sobre sí mismo y creer cosas que no son ciertas, como que no es suficiente.

En el combate final, Spiderman cierra los ojos y deja de ver lo que otros quieren que vea: confía en su sentido arácnido, en sí mismo y consigue salvar el día. El camino se completó, Peter ahora tiene la confianza necesaria para seguir siendo un superhéroe y no tiene pensado satisfacer las expectativas de nadie, excepto los suyas.

Un gran futuro le espera a Holland y compañía ahora que los actores más famosos de Marvel se salieron del proyecto. Solo el tiempo dirá si él logra tomar el lugar de Robert Downey Jr., pero, al igual que Peter, no necesita ser el nuevo Tony: Tom no necesita ser el nuevo Robert.

Y no podemos terminar esta nota sin resaltar las secuencias de combate entre Spiderman y Misterio. Es la primera vez que el «Maestro de la Ilusión» es llevado a la pantalla grande y toda su capacidad es mostrada de manera notable. La forma en que sus hologramas reconstruyen el espacio genera paranoia, tanto en Peter como en el espectador. Visual y creativamente constituyen una de las mejores peleas entre héroes y villanos dentro de este subgénero.

Ojalá hubiera más tiempo de esto y menos de Misterio queriendo hacerse pasar por el bueno.

Noticias Relacionadas

Los podcasts: la nueva tendencia de la que todos hablan

Adrián Bello: la nueva voz del soul pop peruano que te conmoverá