¿Cómo evitar los kilos de más este invierno?

Muchos de los que se cuidaron en verano dejan de hacerlo en las temporadas frías. ¿Qué debemos comer en invierno sin sufrir en el intento?

Con la llegada del invierno baja la temperatura, así como nuestra actividad física y en consecuencia aumentan nuestras ganas de comer. El frío nos anima a darnos esos ‘gustitos’ que en su mayoría no son nada saludables, es por eso que muchas personas que se cuidaron en el verano durante las estaciones frías, dejan de hacerlo.

¿Qué sucede? La razón es que el frío provoca que la temperatura corporal se reduzca y que nuestro cuerpo sienta la necesidad de recuperarse con la ingesta de calorías y carbohidratos, llevándonos a sucumbir a la tentación de los dulces y la comida alta en grasas saturadas, aquello que se conoce como ‘comida chatarra’.

Entender a nuestro cuerpo y darle aquello que necesita

La nutricionista Melissa Paz explica que para compensar las bajas temperaturas, nuestro cuerpo demanda alimento con mayor densidad calórica, aportando un aumento de energía en la dieta. Así que no te sientas culpable, “es normal tener un poco más de ganas de comer chocolates, dulces, guisos o sopas un poquito más contundentes, entre otros”, indica la especialista.

El problema es cuando abusamos de ello. En invierno, la mayoría reduce el consumo de verduras y las reemplaza con otras opciones donde el azúcar y las grasas son los grandes protagonistas. Sin embargo, hay otras formas ingeniosas de consumir verduras más allá de ensaladas: cremas, sopas, saltados y verduras preparadas al horno son alternativas para combatir el frío.

Como señala Edinson Sánchez, nutricionista clínico, su consumo es clave ya que nos aportan fibra y generan la sensación de saciedad. Si optas por guisos o sopas, Melissa nos recomienda cocinarlas con poco aceite, usar carnes magras y aderezos naturales. De esta manera, lograremos satisfacer al cuerpo sin atentar contra la salud.

Una buena opción para invierno son las cremas de verduras, ¿te animas a probarlas? Foto: Nestlé.
Una buena opción para invierno son las cremas de verduras, ¿te animas a probarlas? Foto: Nestlé.

Buscando nuevas opciones

Los dulces son también otra tentación. Frente a la oferta de golosinas, César Ramos, fundador de Qurana, nos recomienda mantener nuestro consumo de frutas por su alto contenido nutricional y aporte en nuestro sistema inmunológico. La sandía, el melón, la manzana o pera son buenas opciones para lidiar con el frío y para evitar caer en lo más accesible, es decir, las golosinas. Eso sí, sea cual sea tu opción, intenta estar siempre hidratado.

Como vemos, las frutas son una opción interesante, pero existen otros dulces saludables en el mercado como las gelatinas dietéticas. Melissa Paz nos recomienda optar por chocolate con más del 80% de cacao, frutas horneadas con canela, barras de avena y frutos secos o simplemente frutas secas como guindones o pasas. Eso sí, evita esos dulces que parecen más “saludables”, pero pueden no serlo tanto. Por ejemplo, las “galletas integrales” están cargadas de manteca, harina fortificada y azúcar rubia, no siendo buenas opciones por los componentes que tiene.

En todo, siempre es bueno recurrir a un especialista que pueda orientarnos a seguir un régimen alimenticio saludable. La aprobación de la ley de octógonos que obliga a las empresas a resaltar el contenido dañino en los empaques de los productos industrializados que consumimos nos permite tomar decisiones más conscientes. Para César Ramos, todo parte de dedicación y compromiso de uno mismo.

El chocolate con más de 80% de cacao puede ser un dulce perfecto y saludable en este invierno. Foto: Difusión.
El chocolate con más de 80% de cacao puede ser un dulce perfecto y saludable en este invierno. Foto: Difusión.

El dato importante

  • Desde junio del 2019, el Gobierno del Perú, a través del Ministerio de Salud (MINSA) en el marco de la Ley de Promoción de la Alimentación Saludable para Niños, Niñas y Adolescentes ha establecido el uso de octógonos. Estas son advertencias que informan si el contenido de alimentos industrializados excede los parámetros establecidos por la ciencia sobre la cantidad de sodio, azúcar, grasas saturadas o trans, con el fin de fomentar decisiones conscientes en la población.

Noticias Relacionadas

Adrián Bello: la nueva voz del soul pop peruano que te conmoverá