¡Perú aprobó su primer examen previo a la Copa América!

Con un golazo de Christian Cueva, la selección nacional se cobró la revancha del 2-3 que le propinó Costa Rica el año pasado en Arequipa.

El miércoles se jugó el primer amistoso de Perú rumbo a la Copa América. Y una conclusión es clara: es cuestión de confianza. Pese a que algunos seleccionados, como Gallese, Ruidiaz o el mismo Cueva, no venían atravesando su mejor momento en sus respectivos clubes, Ricardo Gareca, una vez más, confió en ellos y los lanzó al ruedo junto a sus demás compañeros. Vaya que no decepcionaron.

Los primeros cuarenta y cinco minutos nos mostraron a un Perú que se adueñó del balón, pero que no llegó a hacerle mucho daño a la defensa costarricense. De hecho, la primera opción clara de gol recién llegó a los 25 minutos en los pies de Christian Cueva, quien ingresó por la izquierda y ensayó un tiro que se fue desviado. No tuvieron que pasar muchos minutos de esta acción, para que, tras un córner, Renato Tapia, el capitán peruano de la noche, de un testazo la mande por encima del horizontal. Tras estas ocasiones desperdiciadas, la primera mitad concluyó con el equipo tico equiparando acciones y haciendo uso de presencia física, más que jugando bien.

Para el segundo tiempo, el estratega nacional fortaleció su ataque haciendo ingresar a Paolo Guerrero desde el arranque, quien reaparecía con la blanquirroja luego de casi un año. Como era de esperarse, la presencia del 9 peruano dio mayor peso a las arremetidas del local. Sin embargo, cuando todos aguardaban que sea el depredador del gol quien infle las redes del arco costarricense, fue Cueva quien definió. La pulga dio un pase milimétrico a “Aladino” para que frote la lámpara y luego logró romperle la cintura dos veces al mismo defensa para anotar un golazo que, a la postre, sería el único del encuentro.

Una victoria que le sirve a todo el plantel para seguir trabajando con tranquilidad y optimismo de cara al debut en la Copa América. Araujo y Abram tienen el reto de consolidarse como zaga central ante las ausencias de Ramos y Rodríguez. Y Christofer Gonzáles, por su lado, aparece como una excelente alternativa para la primera línea de volantes. Esperaremos al domingo para ver qué otra sorpresa nos trae nuestra selección.

Noticias Relacionadas

El chocolate: más medicina que golosina