Suicidio: ¿por qué los medios deben abordarlo mejor?

La inesperada noticia de la muerte de un ex presidente, demostró que aún nos falta saber mucho sobre el suicidio.

Luego de los hechos que conmocionaron al país el miércoles en la mañana, las redes sociales abrieron un debate sobre el suicidio. Por eso, nos parece necesario informar sobre la importancia de la salud mental así como reflexionar sobre cómo pueden afectar estos casos a otras personas.

¿Qué nos dicen los estudios sobre suicidio?

Primero, debemos entender que un suicidio es multicausal y no siempre responde a un diagnóstico médico. Si bien la relación entre suicidio y enfermedades mentales es alta, explicando cerca del 90% de los casos a nivel mundial, no es una relación definitiva. La depresión o el alcoholismo están ligados al suicidio, pero no son factores determinantes para explicarlo.

Los suicidios también pueden ser explicados por crisis vitales que no son bien manejadas. Por ejemplo, un despido laboral, un duelo o un ataque de pánico. Asimismo, ciertos sectores de la población – como migrantes o niños con experiencias adversas – pueden tener mayor tendencia al suicidio. Al no recibir la ayuda necesaria, las personas pueden dejarse vencer por una crisis. Como vemos, los suicidios no deben ser siempre asociados a una afección mental.

El suicidio afecta a otras personas, no solo al entorno cercano sino también a quienes se enteran de la noticia, especialmente cuando se trata de un personaje mediático. Ilustración de Giovanni Taza. Foto: El Comercio.
El suicidio afecta a otras personas, no solo al entorno cercano sino también a quienes se enteran de la noticia, especialmente cuando se trata de un personaje mediático. Ilustración de Giovanni Taza. Foto: El Comercio.

Segundo, debemos tomar en cuenta el efecto que puede generar el suicidio en otros y no solo en los seres queridos. Personas con problemas personales pueden verse influenciadas a seguir el mismo camino ante una mala cobertura del tema. Los medios de comunicación importan y más de lo que creemos. En el 2010, la Australian Psychology Society identificó en más de 100 estudios que los suicidios mediáticos e individuales tienen un impacto positivo en el número de suicidios, aumentando los casos. Esto es conocido como el “Werther effect”, un nombre acuñado por David Phillips en 1974 en base a una obra literaria.

Finalmente, en algunos países como Suiza, el suicidio asistido está permitido. Sin embargo, incluso las instituciones a cargo, vienen implementando protocolos para brindar orientación a los pacientes a fin de prevenir actos suicidas. Esto también muestra evidencia consistente: el desarrollo de manuales o de guías puede reducir las tasas de suicidio. Experiencias en otros países como Nueva Zelanda, muestran el impacto positivo en la prevención y monitoreo.

¿Cuál es la buena noticia?

Los estudios muestran que los medios y manuales pueden ayudar a reducir las tasas de suicidio. A través de información que promueva una conversación abierta, con consejos de prevención y discutiendo los efectos que pueden tener en nuestros seres queridos, esto puede ser de ayuda para población vulnerable.

La cobertura que hemos visto desde el miércoles, contrasta con lo dicho. Muchas de las noticias han vulnerado el respeto y el dolor de la familia del difunto a través de una exposición excesiva y de un giro sensacionalista a un tema tan delicado. Esto no tiene que ver con las posturas políticas. En Vía Expresa, consideramos importante brindar información de forma responsable.

Por eso, si estás pasando por un conflicto interno o superando una profunda decepción, te recomendamos conversarlo. Un amigo, familiar, ser querido y en el mejor de los casos, un especialista, es recomendable. En esta nota te brindamos las razones por la cual siempre es bueno recurrir a ayuda psicológica. Recuerda, una consulta podría significar un antes y un después en nuestra relación con el mundo.

Los datos
  • El Suicide Prevention Resource Center desarrolló un manual para lidiar con los casos de suicidio en colegios. También puedes consultar este documento para prevenir el suicidio adolescente.
  • Si quieres conversar con alguien de temas de salud mental de forma anónima puedes contactar a El Teléfono de la Esperanza (273-8026) o a “La voz amiga” (0800-4-1212).

Noticias Relacionadas

Hablemos de sexo anal: 5 cosas que debes saber

ASMR: el arte de las cosquillas cerebrales