Las muchas Limas que el arte nos invita a explorar

La exposición colectiva que presenta la Galería Pancho Fierro es un punto imperdible para redescubrir la Lima que habitamos y la que nunca hemos pensado. Los elementos de la cotidianidad limeña y su cultura popular son el eje para adentrarnos en el proceso creativo de los artistas y los lenguajes híbridos que han creado para retratar nuestra ciudad.

Cuando escuchamos la palabra Lima es casi seguro que cada uno piense en una ciudad distinta. Y es que la representación que hacemos de ella no se basa en una experiencia única; cada quien la vive y siente desde su propia idiosincrasia. Y es esto parece entenderse perfectamente dentro de la exposición colectiva que presenta la Galería Pancho Fierro: «Lima. Miradas, reflexiones y lecturas en torno a la ciudad», en la que 25 artistas de distintas generaciones y expresiones artísticas han aunado sus trabajos para darle vida a no una Lima, sino a muchas.

Nuestra ciudad ha nacido del conflicto y persiste en él. Este hecho, en sí mismo, no es malo. La diferencia y el encuentro con lo desconocido monta nuevas formas de entender el lugar en el que vivimos, crecemos y nos descubrimos. No es fortuito, por tanto, que esta muestra recoja piezas de tan diversa índole como lo son las esculturas, grabados, pinturas, performances, etc., algo que se alinea bien con las intenciones de la curaduría.

Así, notamos cómo el diálogo entre una obra y otra es constante aunque a veces parezca frenéticamente disruptivo: ¿por qué exhibir una pintura de arquitectura republicana totalmente en colores neón? O ¿por qué posicionar a las esteras como una escultura digna de aprecio?

Si bien la ciudad de Lima fue fundada hace ya más de medio siglo luego de la conquista española, las progresivas migraciones internas en el siglo XX fueron el fenómeno que le dio los matices actuales. La supervivencia de la tradición, por consiguiente, siempre ha estado en incesante pugna (¿la tradición de quién y para quién?).

Lima crece y con ella se forjan ideales, objetivos y sueños muy distintos entre sí. Lima se convierte no solo en una ciudad camino a la tan ansiada modernización sino también en un lugar abstracto, un lugar de fortuna y pesares. Esto se refleja en las argucias artísticas que de manera exquisita los artistas participantes en esta muestra han ejecutado en cada una de sus creaciones.

“La escalera” del artista Marcel Velaochaga, presente en la muestra. (Foto: Difusión)

Por ejemplo, los elementos cotidianos y la cultura popular, características del arte moderno, adquieren gran simbolismo en este espacio puesto que aquí no son usados como un cliché clásico, sino que intentan ilustrar el resquebrajamiento de lo conocido para adentrarse en nuevas explicaciones de la ciudad. Así, la teoría urbana alimenta de  manera directa la propuesta artística: la apropiación del espacio. Una ciudad está compuesta por sus edificaciones, sus vías, su comercio, todas esas relaciones entre personas y espacios que le dan existencia citadina; sin embargo, qué sería de una ciudad sin sus habitantes y los giros innatos del humano para posicionarse sobre esta y no bajo ella.

El recurso artístico y sus posibilidades para imaginar mundos es la herramienta predilecta con la cual estos artistas nos hacen despertar del adormilamiento y nos ayudan a repensar sobre cómo habitamos la ciudad y quiénes, como colectivo, somos y llegamos a pertenecer en esta megaciudad llamada Lima. La cultura está viva, es decir, nosotros, ciudadanos, tenemos el deber de seguir creando memorias y renombrando espacios para nuestro disfrute.

El dato

  • La muestra «Lima. Miradas, reflexiones y lecturas en torno a la ciudad» se exhibe en la Galería Municipal de Arte «Pancho Fierro», ubicado en Pasaje Santa Rosa 114, Cercado de Lima), hasta el domingo 7 de abril, de 10 a.m. a 8 p.m. El ingreso es libre.

Noticias Relacionadas

Día del libro: 7 influencers de libros que debes conocer

Conoce las series originales de Netflix que no te puedes perder este 2019