Courtney Barnett: la estrella rockera que brilló en Lima

En una noche mágica, la artista australiana deleitó a sus fanáticos con un repertorio magnífico de sus más grandes éxitos. Te contamos los detalles de tremendo espectáculo en esta nota.

«You know what they say / No one’s born to hate / We learn it somewhere along the way». Courtney Barnett escogía «Hopefulessness» para abrir su show en nuestra capital, la canción ideal para empezar a saborear una noche que habríamos preferido que no termine. Es un tema lento que va tomando fuerza a medida que transcurre y que culmina estruendosamente luego de una advertencia: «I’m getting louder now», nos dice.

Su presentación estuvo cuidadosamente diseñada para no dejarnos parpadear por un momento. Fue mezclando temas pausados que terminaban siendo más potentes de lo que esperábamos con otros que arrancaban con fuerza y se iban desvaneciendo, como la segunda canción de la noche, «City Looks Pretty».

La noche fue transcurriendo con pinceladas de grandeza en sus solos de guitarra y en esas letras compuestas, tanto de cotidianeidad como de profundidad. Sus canciones narran historias y cuentan anécdotas, pero también critican, exponen emociones y demuestran el nivel de consciencia que Barnett tiene sobre ella misma.

«Avant Gardener» fue el primer single de la artista y la primera canción de la noche que pareció complacer a todos los asistentes. «I’d rather die than owe the hospital / ‘Till I get old», confiesa. La cuota de ironía llegaría más adelante: «The paramedic thinks I’m clever ‘cos I play guitar / I think she’s clever ‘cos she stops people dying».

«Nameless, Faceless» y «Need a Little Time» son los dos primeros sencillos de su último álbum y aparecieron en la noche en orden invertido. En ellos nos muestra ejemplos de su nivel de consciencia acerca de ella misma, de los demás y de su entorno. «I wanna walk through de park in the dark / Men are scared that women will laugh at them / Women are scared that men will kill them», ironiza.

Minutos después sonarían «Depreston» y su melodía melancólica, «Sunday Roast» con un claro mensaje de apoyo a un amigo cercano que no lo está pasando del todo bien y el que para nosotros es el mejor tema de su último trabajo, «Charity», acompañado de una crítica explícita a la subordinación.

Y así llegó el momento que habíamos estado negando en nuestra mente, la despedida de Barnett con la poderosa «Pedestrian at Best», el primer single de su primer disco. «Put me on a pedestal and I’ll only disappoint you / Tell me I’m exceptional and I promise to exploit you», entona. Y contraataca sarcásticamente: «I think you’re a joke but I don’t find you very funny».

La artista regresó para un encore de tres canciones, de las que destacó el tema de cierre, «History Eraser». Sin embargo, lo mejor de la noche ya había pasado y aún estábamos digiriendo la experiencia.

Courtney Barnett es, sin lugar a dudas, una de las máximas exponentes del indie rock actual y cruzamos los dedos por que no pase mucho tiempo más sin volver a verla en vivo.

Encuentra el setlist completo aquí.

 

Noticias Relacionadas

El cómic, el nuevo protagonista de las librerías

«Spiderman: Far from Home»: un héroe que cree en sí mismo

El inicio del arte: los grabados de Antoni Tápies en Lima