Danzando a través de los chakras

Si nunca has escuchado de la Danza Primal, es momento de descubrir esta forma de moverte y escuchar lo que tu cuerpo quiere decirte.

Si la danza pone a la mente en movimiento, la Danza Primal la pone en movimiento en un contexto seguro y terapéutico. ¿Para qué? Pues para auto-descubrirte y liberar las partes de tu historia que se esconden en tu cuerpo. Asistí a un taller de Danza Primal dirigido por Carlos Paniagua y Ulises Gálvez, dos coaches transpersonales que se dedican a generar espacios protagonizados por el trabajo corporal-energético. Esto lo hacen a través del movimiento espontáneo que nace al conectarnos con distintos segmentos de nuestro cuerpo.

La verdad es toda una experiencia: para comenzar bailas con luces tenues y ojos vendados. Los que guían el taller te acompañan a recorrer tu cuerpo a través de ciertas instrucciones y distintos tipos de música. La intención es conectar con el contenido que tu cuerpo aloja en los chakras, o como se les llama en este método, capacidades. El hecho de estar vendado te da el permiso de moverte como quieras sin sentirte juzgado, cohibido o copiar el movimiento del otro. Esos momentos rara vez los tenemos en el día a día, y es ahí donde sucede la magia.

Un movimiento real de emociones genuinas

Ulises nos cuenta que las emociones, los pensamientos y los sentimientos son una manifestación de energía. Lo que haces en Danza Primal es mover tu energía para trabajar tus emociones y pensamientos, y así llegar a la armonía. La verdadera transformación viene con un cambio de estilo de vida, danzar y mover tus emociones es para siempre.

La confianza, el gozo, la emotividad, la afectividad, la creatividad, la intuición y la trascendencia son las capacidades que al danzar podemos explorar. Carlos ve la danza primal como una metodología corporal – emocional – energética que a través de movimientos simples, gestos, sonidos e imaginación nos permite acceder a una memoria que puede despertar esas capacidades básicas que todo ser humano tiene.

Esta danza te permite reconectar con tu cuerpo. Para Ulises, al danzar puedes descubrir un mundo más allá del plano físico: un cuerpo energético que posee información sabia. Cuando la recuperamos, empezamos a actuar de una manera distinta que nos permite caminar hacia la armonía, pues te relacionas de una nueva forma contigo y con el otro. Una vez que identificas qué emociones se despiertan en tu proceso de danza, Carlos y Ulises pueden guiarte a través de la lectura corporal y el coaching para desbloquear esas energías que han salido a la superficie.

El dato 

  • Si esta es una experiencia que te llama la atención, definitivamente debes probarla. Para enterarte de los siguientes talleres, puedes escribir a contacto@kuwa.pe o llamar a l +51 969778541. ¡A danzar!

Noticias Relacionadas

9 mitos sobre la esquizofrenia, desmintiendo al estigma