5 tips para crear playlists como un experto en música

Gracias a la aparición de plataformas de reproducción musical como Spotify, crear una playlist hoy es “pan comido”: tan solo basta con seleccionar tus canciones favoritas y compilarlas en una lista de reproducción. Pero, por más sencillo que sea el proceso de creación, hay tips que pueden ayudarte a elaborar playlists como un especialista. Descúbrelos en esta nota.

El primer gran paso para armar playlists de lujo es identificar para qué se está creando. Esta puede ser sencillamente una recopilación de nuestros temas preferidos en un momento dado, pero también puede servir para acompañar un ambiente, animar un evento o, incluso, hasta para confortar a un buen amigo o a nosotros mismos. Identificar el objetivo de la playlist y a quién/quiénes se dirige es fundamental ya que de ello dependerá la selección de las canciones que la compondrán.

A continuación los tips para que la hagas como un real experto:

1. Define el motivo de la playlist

Toda composición debe tener una trama y con la creación de una lista de reproducción estás planteando una propuesta. Las playlists pueden estar enfocadas en diversos motivos: en una banda o artista —«Top 20 de Queen»—, en un género o subgénero —«Indie Rock»—, en una época —«90s Hits»—, en un evento —«Mica’s B-Day»—, en una emoción —«Felicidad Instantánea»—, en un momento en la vida —«Nov-18 Favs»—, entre muchos otros.

Determinar la temática de la lista de reproducción nos permitirá reducir el universo musical que tenemos disponible para su elaboración. Recuerda ponerle un nombre creativo para que destaque. «50 Best Indie Pop Hits Ever», por ejemplo, es un título definitivamente mucho más llamativo que «Random».

2. Identifica si se trata realmente de una playlist

Dependiendo del motivo, existen tres tipos de listas de reproducción: colecciones, ránquines y verdaderas playlists. Por ejemplo, temáticas como un género o un momento en la vida son colecciones y carecen de un orden específico, por lo que podemos echar mano de la opción de reproducción aleatoria sin ningún problema. Es más, por favor, activa el shuffle y sorpréndete. De otro lado, los ránquines también son una colección, pero la sucesión está determinada sobre la base de una preferencia y, debido a ello, enumeramos las canciones.

Sin embargo, una verdadera lista de reproducción debe ser considerada como una historia y su composición debe ser similar a la de un cuento o una novela: tener introducción, trama y desenlace. El éxito de una playlist radica en el especial cuidado en el orden de las canciones, la relación entre ellas y su transición. Préstale atención a la congruencia musical —tono, modo, tempo, ritmo— para escoger la progresión perfecta.

3. Reconoce la importancia de un buen inicio y un buen final

Si tienes problemas para escoger la primera canción de tu playlist, vas por el camino correcto. Se dice que la primera impresión es clave y, por ello, iniciar la lista de reproducción con un tema que capte la total atención del oyente desde el minuto cero es fundamental. Selecciona una canción que defina el espíritu de la lista y el mensaje que buscas transmitir con ella. Cierra la lista de reproducción con un tema poderoso que nos deje el mejor recuerdo de ella.

4. Considera el empleo de ciclos melódicos

Si tu playlist es extensa, evita la concentración de canciones cuyas melodías sean similares o que generen emociones semejantes. Procura contemplar la introducción de ciclos melódicos para lograr cambios de mood cada cierto tiempo y, de este modo, evitar la saturación del oyente hacia un ritmo sostenido por más minutos del que debería.

5. Explora nuevos artistas en tus playlists

Una de las reglas de oro para la elaboración de una lista de reproducción es evitar la inclusión de más de un tema por banda o artista. Una playlist que contiene varias canciones de un solo intérprete deja de serlo y se convierte en una base de datos. Recuerda que el número mágico de canciones para una lista de reproducción exitosa varía entre 30 y 50.

Y, por favor, evita ser el tipo que agrega el último álbum de su artista favorito entero a una playlist. Ese sujeto nunca nos caerá bien.

Para cerrar, te dejamos una pequeña lista de reproducción a manera de ejemplo. Déjanos tu opinión, coméntanos qué te pareció e incluye el enlace a la mejor playlist que hayas creado.

¡Es muy probable que nos animemos a premiar la que más nos guste!

 

Noticias Relacionadas

Las mejores películas del 2018 que no puedes dejar de ver

Roma: ¿denuncia social o propuesta conservadora?

El 2019 inicia con el apoyo económico a artistas peruanos