Maria Panela: 8 datos del nuevo restaurante brasileño de Lima

Maria Panela se suma a la oferta gastronómica de Lima y nos ofrece una propuesta fresca, bien ejecutada y, sobre todo, sincera.

Es interesante ver como cada vez más cocinas del mundo aterrizan en Lima sin mucha modificación y sin esa, no siempre acertada, ‘peruanización’. Un buen ejemplo es la comida mexicana, hace ya varios meses que dejamos de concebir a los tacos como solíamos encontrarlos para pasar a identificarlos como realmente son: una tortilla, un relleno y una salsa.

Al casi nulo mercado de comida brasileña se suma un concepto 100% fiel a sus orígenes, en donde el servicio y el producto hacen el match perfecto con un ambiente impecable y pintoresco que invita a regresar una y otra vez. Maria Panela llega para educar nuestro paladar y para que conozcamos un poco más sobre el país de los brigadeiros, el pan de queso y la famosa caipiriña.

1. Maria Panela es un restaurante de comida natural brasileña. Se sirve a la mesa pero se paga en caja al finalizar la visita. El ambiente es simplemente hermoso, cada detalle está  bien cuidado, los manteles floreados, los porta cubiertos coloridos, las flores de cada mesa, todo tiene sentido entre sí y simula estar realmente en Brasil. La iluminación es la luz natural y el espacio entre mesa y mesa es ideal para conversar sin problemas.

Maria en Maria Panela.

2. Las chicas que atienden son súper buena onda, conocen perfectamente todos los platos de la carta, hacen recomendaciones acertadas y tienen un carisma único. Maria Panela es de los pocos lugares en los que han logrado un balance perfecto entre los tres pilares de un restaurante: el producto, el servicio y el ambiente.

3. Como entrada pedimos una casquinha de siri, una suave y delicada mezcla de carne de cangrejo con leche de coco servida en una concha y gratinada con queso parmesano de excelente calidad. Además, pedimos bolinhos de feijoada, una especie de croqueta rellena de feijoada con tocino y col brasileña, los bolinhos son un perfecto abreboca cremoso y crocante. A pesar de ser fritos no son grasosos, hasta parecen horneados. Un punto extra por ese tremendo acierto.

El ambiente en Maria Panela.

4. Los fondos fueron una gran sorpresa. Empezamos por el bobó de camarao, una combinación de sabores ligeros pero que juntos explotan en la boca, los langostinos súper frescos y con la cocción exacta se mezclaban con una salsa de ingredientes básicos en donde predominaba el sabor del aceite de palma y la crema de yuca. La leche de coco al final le da ese toque perfecto que combina con la farofa. Seguimos con la barreada, malaya cocida por 30 horas en donde se siente el sabor a especias como laurel y tomillo, ingredientes típicos del sur de Brasil, la carne viene deshilachada y se acompaña con un plátano de seda empanizado, arroz, farofa y vinagreta. Lo interesante de este plato es la combinación de sabores, hay algo dulce, salado y agrio.

La barreada, un plato bandera en Maria Panela.
La barreada, un plato bandera en Maria Panela.
  1. De postre pedimos los famosos brigadeiros y un crumble de uvas borgoña. Los brigadeiros no necesitan mayor presentación, en María Panela tienen dos versiones: uno de leche condensada con chocolate y otro de leche condensada con nutella. El crumble de uvas borgoña es uno de esos postres que puedes comer incansablemente sin hostigarte del dulce, la costra no tenía ese sabor invasivo a mantequilla que normalmente se siente en otros crocantes y las uvas dan ese toque ácido que permite balancear la composición del postre. El desacierto fue el helado con el que lo sirven, un helado industrial nunca es bien recibido.
Crumble de uvas borgoña en Maria Panela.
Crumble de uvas borgoña en Maria Panela.
  1. Para tomar pedimos caipiriñas, un trago dulce, fresco y con carácter propio. El insumo principal: la cachaza, se une con el maracuyá, la naranja y un poco de anís estrella que le da un toque especial. También hay dos tipos más de caipiriñas, jugo de acai, guaraná de la casa y cervezas artesanales.
  2. En la barra hay muchísimas cosas para llevar. Me gustaron las mermeladas, hay de ají limo, otra de manzanas con naranja, una de fresas con cabernet, y mi favorita: la de piña con tomillo. También hay farofa, pimienta malagueta y postres como Prestigio, un keke de chocolate con chantillí y manjar blanco. Es importante rescatar que hay una variedad pequeña pero muy buena de vinos.
Barra de postres, mermeladas y otros productos en Maria Panela.
  1. Hay menús todos los días y los domingos sirven un brunch vegano. Maria Panela está en Avenida La Mar 1035, Miraflores. El horario de atención es martes y miércoles de 10am a 7pm, de jueves a sábado de 10am a 10.30pm y los domingos de 10am a 4.30pm.

El dato

  • ¿Te gusta comer? Revisa las notas de nuestra redactora de comida aquí.

Noticias Relacionadas

¿Es el sostén un aliado o un enemigo?