Cómo tener un pene de oro

¿Sabes quiénes quieren y necesitan amor propio y empoderamiento sexual también? Los hombres. Así que por amor a la equidad, hablemos sobre el pene y sus cuidados.

Una vez mi novio me hizo notar lo fácil que es para nosotras entrar a una tienda y comprar una revista o un libro cuando queremos aprender más de nuestra sexualidad. “¿Qué crees que pasa cuando un hombre hace lo mismo?” fue su comentario. ¿Se imaginan a un hombre comprando una revista con 5 tips sobre cómo tener mejores orgasmos? O con un titular que diga “vuélvela loca en la cama con estos trucos”. Lo más probable es que sus amigos se burlen de él… Y siendo bien sinceros, sus amigas también.

Hasta  ahora la fuente principal de aprendizaje sexual de muchos hombres ha sido la pornografía. Nada malo con ella, puede ser un recurso muy rico para disfrutar solo o en pareja, y es verdad que cada día hay más variedad de porno que incluye a personas genuinamente disfrutando. Sin embargo, la mayoría de las películas porno son eso: películas con escenas actuadas y con poca ética #sorrynotsorry.

Hay cosas más allá del porno.
Hay cosas más allá del porno.

Creo que el hecho de que la mayoría de los hombres no se atrevan a trabajar en su sexualidad de la misma manera que muchas mujeres lo hacen, puede ser un daño colateral de la liberación sexual femenina. De repente no se enteraron de que ellos también pueden. Sucede que son constantemente juzgados por su pene, no solo por su tamaño, sino también por su erección. Y si has tenido complejos alrededor de estos temas, esta es una invitación a que dejes de preocuparte por la performance o por la apariencia física y descubras qué es lo que tú disfrutas sin juicios.

Si quieres aprender algún sistema o doctrina (por ejemplo el Tao o el Tantra), lánzate al agua que no te hace raro ni implica que seas malo en la cama. Cualquier cosa que te haga mejorar como amante, como pareja, como persona, incluso en tu familia o en tu trabajo, es una forma de desarrollo personal. Tu energía sexual y tu capacidad de relajarte y sentir placer se expanden en todas las áreas de tu vida.

Todo hombre puede tener un pene de oro.
Todo hombre puede tener un pene de oro.

Y mientras te procesas eso, te dejo unos tips de lo que he visto que funciona a la hora de despertar el cuerpo:

Ejercicios peneanos

No me malinterpretes, esto no es un “agranda tu pene y dura mil horas”. En vez de ponerte ese tipo de exigencia, busca ejercicios que estén orientados al fortalecimiento. Así como a las mujeres, a ustedes también les van bien los kegels. Fortalecer los músculos pélvicos mejora el control urinario y la disfunción eréctil, además de darte orgasmos más intensos.

Sensaciones

Las sensaciones son bien escurridizas, basta tener algo en mente para que dejes de sentirlas. Es muy común que estar muy enfocado en un pensamiento o en una sensación haga que te desconectes del acto o, en el otro extremo, que todo suceda muy rápido. Para darle la vuelta, percibe todo lo que sientes y observas, no solo en lo que sientes ahí abajo. Esto te permitirá conectar de otra forma con el momento y con tu pareja.

Sexo sin metas establecidas

Para la mayoría de las personas, el sexo suele estar orientado a una meta: el orgasmo. Hombres y mujeres suelen preocuparse si los tienen, si la pareja los tiene. Pero hay un mundo de placer fuera del orgasmo. La meta más que llegar, tiene que ser disfrutar, de todo y  sin contar tiempos (a menos que tengas pocos minutos).

Hay más que puedes probar, si te atreves:

  • Aprende de hombres: Nadie mejor que alguien que tiene el mismo aparato reproductor que tú para enseñarte sobre él. Descubrirás cosas que una mujer no te puede enseñar. Sumado al estudio de un sistema que mencionaba arriba, busca aprender de un hombre, tenga el estilo que tenga.
  • Ingiere menos ácidos: O balancea mejor tu dieta. El cigarro, el café, la comida chatarra y las carnes rojas pueden amargar el sabor del semen. Agrega verduras, frutas y agua a tu alimentación para darle el regalito de un buen sabor a quién te acompañe.
  • Tu cuerpo, tus preferencias: Explora nuevas formas de sentir placer, no solo con una erección y la típica forma de masturbarse. Chicas y chicos, el pene merece un cariñito incluso cuando no está erecto. Pídele a tu pareja que te masaje y te estimule cuando todavía no está hard, y durante ese momento, conecta con lo que sientes no solo en tu pene, sino en todo tu cuerpo.
  • Sensibilízate: Los masajes y formas de tacto diferentes a los movimientos rápidos de la masturbación pueden hacer que la piel despierte y te permita sentir más. Además, también ayuda a que la tensión muscular se disipe (sí, puedes tener tensión muscular en el pene, la pelvis y la ingle).
  • Orgasmos separados de la eyaculación: Yo sé que lo más divertido para los hombres de un orgasmo es la eyaculación, pero separar el orgasmo de la eyaculación te da la oportunidad de tener dos sensaciones distintas y de volverte multiorgásmico.

Hay un mundo de placer no explorado en cada cuerpo y si quieres saber más de lo que tú puedes tener y sentir, no es necesario ponerte la presión de hacer cada cosa que leíste en esta nota o en otros lados. Más simple que eso, comienza poco a poco. Investiga, conversa con tu pareja o con quien salgas.

¡Y para las mujeres! Si tu hombre está en esto, apóyalo y conviértete en una activista de su autoconocimiento. Dile que te enseñe lo que ha aprendido y cómo participar, por ejemplo, con los masajes.

¿Te gustó esta nota? También hablamos sobre vaginas hace un tiempo. Clic aquí para leer.

Noticias Relacionadas