Los secretos mejor guardados del turrón de Doña Pepa

¿Cómo lograr un buen turrón de Doña Pepa? En esta nota te contamos los tips porque si bien octubre acaba, turrón hay por todos lados.

Cada octubre los limeños tenemos dos certezas: la ciudad se verá engalanada de morado y empieza la temporada del célebre turrón de Doña Pepa, un manjar de sabor a dulce antiguo, de la Lima Colonial.

Este típico postre limeño circula religiosamente cada octubre desde la época virreinal. Atribuido oficialmente a Josefa Marmanillo, el turrón de Doña Pepa, como era conocida cariñosamente Josefa, cuenta con sutiles atributos que le dan ese incomparable sabor.

Los orígenes de este postre se remontan a inicios del siglo XX de acuerdo a Sergio Zapata. Fue el fervor al Señor de los Milagros de Josefa el que lo hizo posible. Como vemos, la fe y el arte culinario tuvieron un fugaz encuentro, y la venerable Doña Pepa nos ofreció este emblemático manjar.

Sin embargo, surge la pregunta, ¿Qué debe tener un buen turrón? Vía Expresa decidió buscar especialistas y acá te tenemos algunas respuestas que nos permiten saber qué elementos debe tener un buen turrón. Y si bien ya acaba octubre, hay turrón para rato.

La miel

El secreto para obtener la mejor miel, con textura ligera y toques cítricos, es que debe ser elaborada con chancaca y ‘pura fruta’, de acuerdo al chef a cargo de la histórica pastelería Ítalo. Membrillo, naranja, piña y una hoja de higo, son los mejores ingredientes para darle ese clásico sabor.

Para lograr un buen sabor, es necesario retirar la hoja de higo antes de que hierva demasiado, ya que puede soltar un amargor. De ser necesario, se puede agregar una hoja fresca para el final, para mantener el sabor a higo, según nos cuenta el personal de la tienda La Verité Patisserie.

La masa

El ingrediente principal para lograr la masa suave y típica del de turrón de doña Pepa es la manteca. Esta debe hervirse para que esté blanda y envuelva uniformemente el resto de los ingredientes. Una vez elaborada la masa, debe dejarse reposar de un día a otro para lograr que los ingredientes se integren completamente. Si se desea obtener una masa más crocante, podemos hacer lo contrario y utilizar manteca fría. De esta manera quedará una masa un poco más rígida y crujiente.

El ajonjolí y el anís

Un buen turrón debe tener estos dos ingredientes, que están presentes en la masa de cada bocado. Un consejo útil es infusionar el agua en estas semillas tostadas antes de mezclarlas con el resto de los ingredientes. Con ambos, podemos darle un buen sabor a la mezcla.

Las grageas 

Ambas pastelerías concuerdan en que la presencia de las clásicas pastillas de azúcar de variadas formas es obligatoria en un turrón clásico de Doña Pepa, además de las pequeñas grageas de colores. Estas tienen distintas formas y tamaños, pero tampoco deben ser excesivas, un turrón con muchas grajeas puede impedirnos saborear el resto de ingredientes de nuestro fiel amigo de octubre.

El turrón, en su variedad de detalles, sigue siendo un postre emblemático de Lima. Cada mes de octubre esperamos con ansias este manjar criollo, a pesar de que la medicina recomienda comer solamente una tajada ocasional, ya que ésta equivale a 4 panes con mermelada y mantequilla. A cuidar la salud, ¡y comer rico!

El dato

Noticias Relacionadas