La Mujer Maravilla, un ícono del empoderamiento femenino en cómics

Hoy 21 de octubre se celebran 77 años de existencia de la superheroína más famosa del mundo, considerada símbolo del empoderamiento femenino a pesar de haber nacido como un personaje de historieta. Wonder Woman, también conocida como la Mujer Maravilla, ha traspasado el lugar de personaje para ser un concepto que activó una reflexión —hasta hoy— sobre el rol de la mujer y su empoderamiento. Celebrándola, aquí te contamos por qué.

El 21 de octubre de 1941 debutó el personaje de la Mujer Maravilla en la octava edición del cómic All-Star en Nueva York. El mundo se encontraba bajo el contexto de la Segunda Guerra Mundial y, en el mundo de la ficción, aparecía la figura de una superheroína femenina uniéndose a la lucha de los otros héroes contra los nazis. Hoy, 77 años después, su vigencia y presencia se mantiene sólida en un ambiente aún acostumbrado a oír —casi en su mayoría— acerca de las hazañas de héroes masculinos.

Celebrando el aniversario de su debut, hoy DC Cómics realiza el primer «Day of Wonder», día mundial para honrar y celebrar el impacto de Wonder Woman –también conocida como Mujer Maravilla— en nuestras vidas, cultura y en el concepto de empoderamiento femenino en general.

En Vía Expresa queremos aprovechar esta celebración para ennumerar los hechos particulares que convierten a esta princesa guerrera de las Amazonas en un ícono del empoderamiento femenino:

1. Guerrera amazona, princesa y diosa

«La superheroína más reconocida y querida en la historia» nació tres años después de Superman y dos después de Batman, siendo el punto de partida oficial para los personajes femeninos que aparecerían más adelante en el mundo de los cómics y cuyo origen no recayó en la de un héroe masculino (como el caso de Batgirl, que fue creada para acompañar a Batman y Supergirl que es la prima de Superman).

El psicólogo feminista William Moulton Marston creó a Wonder Woman tomando como punto de partida a las Amazonas, famosas guerreras de la mitología griega.

Fue así como conocimos a Diana Prince, hija de Zeus e Hipólita, una mujer con súper fuerza, rango divino, inmortalidad y princesa de Themyscira, isla gobernada y habitada solo por mujeres, por lo que su crianza no implicó la necesidad ni dependencia de un rol masculino.

Junto con sus colegas superhéroes, Diana siguió tomando relevancia al ser uno de los miembros fundadores de la muy famosa e icónica Liga de la Justicia.

Imagen creada por DC para representar el “Day of Wonder”. Fuente: DC Comics.
2. La lucha del personaje en un contexto machista

Wonder Woman nació en medio de la Segunda Guerra Mundial, momento en el que las mujeres tomaban relevancia en la lucha: lejos de quedarse en el hogar, prestaban sus servicios brindando apoyo logístico para los soldados, ejerciendo de enfermeras o trabajando en fábricas de municiones, buques o aeronaves.

Terminada la guerra, las mujeres regresaron al hogar y Wonder Woman se quedó sin nazis contra los que pelear. Y poco ayudó que su creador falleciera en 1947. La década del 50 vino con una ola de estereotipos que relegaban nuevamente a la mujer al hogar y  el personaje de Diana pasó de ser una guerrera a una mujer que renuncia a sus poderes «por amor», para vivir como la esposa de Steve Trevor. Adiós, Amazonas, Adiós, traje.

La cereza del pastel vino con las teorías conservadoras del psiquiatra Fredric Wertham, que tuvieron tribuna en los padres de familia y afectaron la libertad creativa de los cómics de la época. Wertham afirmaba que los cómics eran una mala influencia para los niños y que la Mujer Maravilla incentivaba el lesbianismo.

Gracias a los movimientos feministas de las décadas del 60 y 70  se generó la suficiente presión popular para que el personaje regresara a sus orígenes y «recuperara su poder». En los años 80, el escritor George Pérez rehizo la imagen de Diana, haciendo énfasis en su origen en la isla de las Amazonas, su calidad de princesa guerrera hija de Zeus y en cómo hizo méritos para ser la gran Mujer Maravilla.

Portada de la primera edición de la revista feminista MS., con Wonder Woman como protagonista.
Portada de la primera edición de la revista feminista MS., con Wonder Woman como protagonista.
3. La importancia del personaje en los movimientos feministas

La década del 70 fue la más importante para la lucha feminista y, de ella, Wonder Woman salió beneficiada.

Gloria Steinem, periodista ícono del feminismo, la colocó como portada en el primer número de su revista MS. en 1972.  La portada tenía el título de «Wonder Woman for president», con el personaje cogiendo en una de sus manos la ciudad con su «lazo de la verdad».

Como dato curioso, cuenta Steinem que, en el momento de la publicación, ellas ignoraban el rol al que había sido relegado el personaje  —trabajando en una tienda de ropa, sin su traje y armas—. Tras hacer llegar su disconformidad y protestar, lograron que un ejecutivo de DC Cómics se comunicara con ellas y les contara que habían devuelto a Wonder Woman su traje y, además, habían creado una compañera Amazona de tez morena llamada Nubia.

¡Punto para el feminismo!

4. Embajadora de la ONU para el empoderamiento de mujeres y niñas

En octubre de 2016, Wonder Woman cumplía 75 años y la ONU la nombró «Embajadora honoraria para el empoderamiento de mujeres y niñas».

Y este hecho levantó polémica: se acusó a DC Entertaiment de ejercer presión, aprovechando la coyuntura del estreno de la película sobre la heroína, criticaron que el honor no se le otorgue a una mujer real y, por último, que su aspecto físico no representaba a una mujer guerrera sino a una pin-up girl.

Las masivas peticiones hicieron que en diciembre de ese mismo año se le retirara la mención. Si bien no tuvimos un final feliz con este tema, es importante resaltar que se haya considerado a este personaje como un ícono de empoderamiento por una organización tan importante como la ONU. Su concepto y trascendencia como personaje va más allá de la ficción.

Fuente: NERDIST. Gráfica de Catherine y Sarah Satrun (SKETCHYDUO.COM)
Fuente: NERDIST. Gráfica de Catherine y Sarah Satrun (SKETCHYDUO.COM)
5. El éxito en la pantalla gigante que abrió la puerta a otras heroínas

De la misma manera que el cómic fue un precedente para otras heroínas femeninas, la Mujer Maravilla como personaje fue un punto de inicio importante para las heroínas femeninas de acción en televisión. En 1975 se estrenó la serie protagonizada por Lynda Carter y los índices de audiencia se dispararon. La década traería otras heroínas femeninas en televisión, como «Los Ángeles de Charlie» y «La Mujer Biónica».

Y pasaron más de 30 años tras la serie para que llegara al cine: Wonder Woman (2017). Esta no era la primera vez que el personaje del cómic daba el salto al cine, pero sí la primera cuya adaptación fue dirigida por una mujer —Patty Jenkins— y que ha gozado de un éxito de taquilla arrasador: superó los 800 millones de dólares en recaudación, convirtiéndose en una de las películas más exitosas de la productora Warner Bros.

Se realizan muchas versiones en cine sobre superhéroes y sus acompañantes femeninas, pero pocas con ellas como protagonistas. El éxito de Wonder Woman sienta un precedente y alista ya una secuela. Para el próximo año también se prepara la aparición de otra superheroína femenina en Captain Marvel, película que incluirá en la dupla de directores a una mujer: Anna Boden.

Justicia, compasión, equidad: tres valores simbolizados en una heroína que crece con el tiempo. Víctima también de los tiempos difíciles y del machismo de una época, sobreviviente e ícono para las futuras generaciones. Un artículo no alcanza para describir su efecto en la cultura popular pero nos permite decir que, en tiempos como estos, todas podemos ser «Mujeres Maravilla».

Fuente: VIX
Fuente: VIX

Los datos

  • Con el hashtag #DayOfWonder en redes sociales, todos los fans alrededor del mundo comparten imágenes del personaje, fotografías de sus colecciones o frases célebres. Encuentra y comparte datos de interés sobre la Mujer Maravilla utilizándolo.
  • Si quieres ver más reseñas sobre íconos del cómic mundial, pasa por aquí.

Noticias Relacionadas

«¿Por qué no seguiste?», la serie gay peruana que es un éxito

El mejor museo de Sudamérica está en Perú y debes conocerlo

«Exhumación»: nuestra verdadera identidad al descubierto