Víctor Espinoza: ‘‘Discapacidad es una palabra medio incómoda, en realidad, son superhumanos’’

Víctor Espinoza, cofundador de Yo soy sus ojos, organización que facilita el entrenamiento para personas con discapacidad visual nos cuenta su experiencia.

Víctor Espinoza, psicólogo deportivo del comité paralímpico nacional y atleta, es el cofundador de la asociación sin fines de lucro Yo soy sus ojos, que facilita el entrenamiento para personas con discapacidad visual. A dos años de su fundación, Víctor reflexiona sobre la asociación, el impacto que tiene y las metas por alcanzar.

¿Cómo nacen tus ganas de querer ayudar a personas con discapacidad visual?

Siempre me interesaron los voluntariados. En el 2005 hubo uno que me llamó mucho la atención, de la Biblioteca Nacional en la sala para personas ciegas, me interesó y me anoté. Trabajaba con Rigoberto Camargo, de quien me hice buen amigo.

Él tenía un grupo de amigos que se juntaban para correr, entonces yo comencé a ayudarlos. Hubo una vez que tuve que correr con tres personas con discapacidad visual porque no habían más personas para ayudar.

¿Cómo formaste la asociación?

En el 2013 había una nueva generación de chicos corredores con discapacidad visual, entrenábamos en el Campo de Marte y un día una amiga me pidió ayudarlos más seguido. Les dijimos, aceptaron y así comenzamos. Un día nos vieron los chicos de Peru Runners y uno de ellos, José Manuel Jurado, vino y nos dijo que podíamos hacer algo muy bueno con esto.

Yo soy sus ojos se formó por Domingo Elías, José Manuel Jurado y quien les habla. Desde el 2016 la asociación está formalmente constituida: tenemos RUC, constancia de percepción de donaciones, etc. Todo es gratuito, no se les cobra a los chicos por venir a entrenar. Los que entrenamos tampoco cobramos, eso ha hecho que se mantenga bonito.

¿Cuántas personas participan actualmente en la asociación?

Actualmente tenemos casi 35 guías activos,  y alrededor de 25 atletas. El año pasado tuvimos 30 participaciones en carreras en Lima, provincia y hasta en una carrera en Nueva York donde llevamos a 3 chicos.

¿Cómo ves a nuestra sociedad en temas de respeto, tolerancia e igualdad de oportunidades para personas con discapacidad visual?

Siento que nos falta un montón todavía. Es un tema de tener sensibilidad hacia alguien diferente a ti, ya sea por discapacidad, por orientación sexualidad o porque piensa distinto. En el país, esa sensibilidad a lo distinto está quebradísima.

¿Y en el tema deportivo?

Es un tema, porque la infraestructura no es accesible y las oportunidades laborales para alguien con discapacidad son terribles: las empresas prefieren pagar las 30 UITs antes que contratar a una persona con alguna discapacidad. Está en el deporte, en la educación, en la salud, es una situación que duele. Por eso no solo queremos preocuparnos por el tema deportivo, sino también contar con líderes que deseen desarrollar otras áreas como inclusión laboral y asistencia social.

¿Cuáles son sus metas para el 2019?

Queremos formar alianzas con empresas interesadas en responsabilidad y tener mayor difusión. Dicen los libros de psicología emocional que cuando uno hace algo bueno por alguien sientes cosas positivas. La persona que recibe también siente amor, empatía y  aceptación pero lo más increíble es que la tercera persona, la que presencia eso, también siente algo dentro. El movimiento de inspiración hace que poco a poco se vaya dando el cambio social.

Si una persona quiere ser voluntario, ¿qué tiene que hacer?

Lo primero es demostrar verdadero interés y buena disposición. Eso implica asistir a los entrenamientos y luego pasar por una evaluación para que finalmente debutes en una carrera. No tienes que ser un corredor, tenemos personas adultas de más de 50 años o personas con sobrepeso que vienen a caminar o porque no tienen con quien hacerlo. Si tú puedes caminar y quieres guiar bienvenido, si quieres correr también, tenemos todos los niveles. No hay limitaciones por edad o velocidad, están todos invitados.

El 16 de Octubre es el Día Nacional de la Persona con Discapacidad, ¿qué significa este día para ti?

Para mi decir discapacidad es difícil. En este tiempo que los he conocido, son personas que pueden estudiar, trabajar, hacer su vida. Discapacidad es una palabra incómoda luego que los conoces. En realidad, son superhumanos y conforme los conozco más la única diferencia entre ellos y yo es que no ven o ven menos, no es que no son capaces. Un chico de la asociación una vez dijo: “mientras la condición de discapacidad no afecte tu espíritu jamás afectará tu cuerpo”. Si tienes una discapacidad y tienes miedo a vivir con ella vas a estar condenado a estar toda tu vida en tu casa sin salir nunca.

¿Qué mensaje nos deberíamos llevar de Yo Soy Sus Ojos?

Deberíamos llevarnos el mensaje de superación y de inspiración. Mientras mucha gente se resigna y tiene miedo, ellos se rebelaron, tomaron coraje y con amistad y alegría han podido seguir sus vidas. Todos en algún momento vamos a tener alguna complicación emocional o física, entonces veamos el ejemplo que ellos nos dan para seguir siempre hacia adelante.

El dato
  • Los entrenamientos son los martes y jueves de 7 a 9pm en el complejo deportivo de la Municipalidad de San Isidro.

 

Noticias Relacionadas

ASMR: el arte de las cosquillas cerebrales

Trans Historias: Despertando voces desde el teatro testimonial