Leandro López: el hombre que combina la psicología y la astrología

Hablar de ciencia y de espiritualidad nos hace pensar en dos polos opuestos. Sin embargo, hay personas como Leandro López dedicadas a unirlas.

La mayoría de las prácticas que solían ser ocultas ya no lo son tanto. Leandro es uno de los brujos que asumió la linda tarea de unir el conocimiento científico con el entendimiento metafísico. Habiendo comenzado muy joven a estudiar la espiritualidad, se formó como psicoanalista y se especializó en terapias holísticas para crear una forma práctica para él de ayudar. Reunirte con él ya sea como amigo, terapeuta o profesor es entrar en conversaciones que te permiten conocer más la naturaleza del humano y del universo. Tuve la suerte de entrevistarlo y su acogedora sala llena de objetos mágicos y libros pone el clima perfecto para hablar de todo lo que estar vivo significa

¿Por qué mezclar psicología con astrología?

Combino todo  esto porque siento que la psicología y la astrología se complementan súper bien. Según Jung, la astrología es la psicología de los antiguos pobladores, y ¿qué significa psicología? el estudio del ama. Cuando hablamos de la carta astral (la principal herramienta astrológica) estamos hablando de la foto que fue tomada en el momento de tu nacimiento. Si el alma es un vehículo astral, entonces cuando hablamos de que la psicología es el estudio del alma hacemos referencia a la conexión profunda entre la psicología y la astrología. Siento que la carta astral más que decirte tu futuro, sirve como una herramienta de autoconocimiento: la astrología te da las herramientas que te permiten navegar en el mapa de la vida. Cuando eres más consciente de las energías psico-espirituales, te es mucho más fácil sobrellevar cualquier problema o desafío de la vida.

¿Qué afecta más a una persona cuando no está alineada con su propósito de vida?

Cuando una persona está desconectada de su verdadera misión o propósito siempre siente un vacío interno. Si una persona está desconectada de su plano espiritual hay demasiada ansiedad o demasiada depresión. A mis pacientes y a mis alumnos les sugiero aprender a meditar, nunca debes acostarte triste o ansioso. Nadie de la noche a la mañana se vuelve un maestro zen: para aprender a meditar primero tienes que aprender a respirar: la respiración es una sustancia mágica. Siempre intento que las personas cierren los ojos y se desconecten un poco del plano externo para que se den cuenta de que en nosotros está toda la sabiduría. Aquí no estamos aprendiendo nada, estamos recordando, la información ya está grabada en nuestro ADN álmico. Mientras más identificado estás con el plano físico y con ser humano, siempre vas a sentir que falta algo porque estamos en una sociedad que te llena de ideas de cosas que tienes que hacer, tener y concretar. Nuestra sociedad es más competitiva que cooperativa y esa competencia te lleva a conectarte más con el ego que con el alma. Mientras más desconectada esté la persona de su esencia, que es su alma, más ansiedad va a sentir, más depresión, más vacío.

¿Qué partes de la psicología van más de la mano con la astrología?

Creo que en la parte terapéutica se complementan muy bien y en la orientación vocacional también, ya que en la carta astral puedes ver cuál es tu misión de vida. Nosotros como almas nos sentimos más realizados cuando vamos cumpliendo nuestra misión de vida en este planeta. Si escogemos una profesión y tenemos esta decisión electiva vinculada con una carta astral, vamos a sentir que fluye mucho mejor. En el plano afectivo, puedes ver en la carta qué tendencias tóxicas o patológicas tiene la persona: viendo la combinación de síntomas psico-astrológicos, puedes ver la tendencia de esa persona. También se ve una memoria transgeneracional, ya que se ve el inconsciente individual, el colectivo y, entre ellos, el  familiar. Como psicólogo creo que cuando hay un problema psicopatológico básicamente hay una herencia psicogenealógica, un factor emocional y un factor desencadenante. Entonces indistintamente de la carta astral, yo creo que esos son los 3 puntos principales para ver si hay un problema  emocional y conductual. Si no sanas los patrones psicogenealógicos de tener una madre neurótica o un padre obsesivo, lo más probable es que también lo tengas, pero  si desarrollas esa tendencia no es por donde tienes los planetas, sino porque en tu familia y en tu memoria transgeneracional hay esos patrones patológicos, lo que hace la carta es informarme sobre ellos. Depende de ti sanar tu árbol, tomar consciencia de esos patrones inconscientes para transmutarlos y sanarlos.

¿Qué críticas escuchas sobre la astrología?

En Perú hay mucha desinformación todavía, los prejuicios contra la astrología nacen de la desinformación y de la falta de comprensión. Siempre les explico a las personas que para el mundo físico existen leyes físicas y para el plano metafísico existen leyes metafísicas. Creo que la gente evalúa la información desde un punto  de vista mucho más racional, lógico y crítico y muchos no se atreven a explorar las dimensiones más espirituales, intuitivas y creativas. Nosotros somos almas teniendo una experiencia humana. Desde que te ves desde ese punto de vista, que eres un alma que escoge reencarnar en un determinado día, mes, año y hora ya hay un switch mental y empiezas a entender la profundidad de la astrología.

¿Has visto cambios a mayor escala en el desarrollo espiritual del peruano?

Lo que creo es que estos últimos años del fin del mundo en el 2012, en vez de ser el  fin del mundo era el fin de una era. A finales del 2012 entró Neptuno en Piscis y generó un cambio de consciencia. Si te has dado cuenta, estos últimos 5-6 años la gente está más despierta y más abierta. Esto pasa porque la gente va tomando consciencia de que la materia es energía condensada y la energía es materia sutil – entonces todo es energía, todo es electromagnetismo. Creo que estamos viviendo una etapa muy holística del conocimiento y Perú es uno de los países más importantes en el desarrollo psicoespiritual a nivel global ya que en el Titikaka está uno de los 7 chakras principales de la Tierra. Perú, bajo su cosmovisión, tiene información muy interesante sobre la espiritualidad. La mezcla de astrología y psicología creo que es una tendencia que se presenta cada vez más, porque muchas herramientas que antiguamente fueron ocultistas, hoy son herramientas terapéuticas que te dan pistas de problemas emocionales o fisiológicos (el tarot se trasformó en tarot terapéutico, la quiromancia en quirología, la astrología en astrología terapéutica). Todo esto me hace creer que hay una tendencia de tomar el conocimiento para la búsqueda del bienestar humano.

Hablando un poco sobre la sexualidad y la astrología, ¿la orientación sexual está determinada por nuestra alma o la definimos acá?

Todas las personas tenemos una energía yin-yang y el alma recuerda esa androginia indistintamente de la cultural, el género o la orientación sexual. El cuerpo físico con su género no limita la expresión de la sexualidad. La posición del Sol, la Luna, Venus y Marte te pueden dar una idea de la psicosexualidad del consultante. Según Freud, tenemos dos principales instintos: Eros (vida) y Tánatos (muerte) y en la carta astral puedes ver como el  placer (casa 5) y los instintos (casa 8) se expresan en el consultante. Por los indicadores que ves en la carta, puedes deducir e inferir mucha información vinculada al rol de género y a la orientación sexual de cada consultante.

¿Qué le recomendarías a una persona que está considerando utilizar la astrología para su desarrollo personal y espiritual?

La carta astral es una perfecta herramienta de autoconocimiento. Ayuda muchísimo porque tiene 12 casas que representan cada área de vida: hay casas que están más relacionadas con el plano intrapersonal (lo emocional y lo espiritual), hay casas más vinculadas al plano interpersonal (las relaciones con otras personas), hay casas vinculadas con el plano material (vocación y éxito, la relación con el dinero y la abundancia). Entonces por donde la veas, la carta astral puede ayudarte en cualquier plano de vida. Lo más importante es que esa persona sepa que el conocimiento le dará poder y la verdad, libertad.

Si quieres conocer más sobre el trabajo de Leandro, puedes encontrarlo en las redes por su nombre o su seudónimo, Astrofilico.

Noticias Relacionadas

ASMR: el arte de las cosquillas cerebrales

Trans Historias: Despertando voces desde el teatro testimonial