La exposición de arte peruano-japonés que no te puedes perder

Un espectáculo sensorial acerca de las personas con ceguera y su vida y convivencia en nuestra ciudad es lo que nos presenta esta innovadora obra teatral. Su misión es llevarnos a reflexionar sobre lo que significa ser «especial» en una sociedad como la nuestra, que no siempre incluye.

La Fundación Euroidiomas nos trae un nuevo evento que no podemos pasar por alto. Se trata de la exposición  «Teoría del Olvido», que estará abierta hasta el viernes 12 de octubre. Esta muestra expone el trabajo de Akira Chinen, artista plástico de la Escuela Nacional de Bellas Artes que ya cuenta con cinco exposiciones. «Teoría del Olvido» es un ejercicio de reflexión que responde a la siguiente pregunta: ¿Cómo era tu rostro original, antes de que nacieran tus padres?

Este acertijo se responde empleando el dibujo como herramienta principal mediante 18 lienzos. La muestra es interesante porque brinda la sensación de que cada obra ha sido tejida línea por línea, con volúmenes y formas inspiradas en una mezcla de mitos, leyendas y relatos antiguos que construyen la identidad peruana y japonesa.

El artista ha realizado exposiciones en países como Francia, España y Estados Unidos y en esta oportunidad, nos regala el diálogo de identidades en cada obra. Un ejemplo claro es Cóndor, donde el animal andino aparece envuelvo en su propio vuelo. O el “Axis Mundi” en donde el Misti, símbolo propio de la cultura arequipeña, es envuelto por una cadena de nubes que abrazan tiernamente el volcán en el limbo del día y la noche. Este detalle, nos regala una postal digna de las vistas del famoso monte Fuji.

El dato

  • La exposición estará en la sala de arte contemporáneo de la Fundación hasta el 12 de octubre. Los horarios de visita son los lunes a viernes de 9:00 a.m. a 9:00 p.m. y los sábados dee 2:00 a.m. a 6:00 p.m.

Noticias Relacionadas

«¿Por qué no seguiste?», la serie gay peruana que es un éxito

El mejor museo de Sudamérica está en Perú y debes conocerlo

«Exhumación»: nuestra verdadera identidad al descubierto