El sueño del ‘Hogar lejos del hogar’

Una asociación sin fines de lucro que ayuda a mantener la unión familiar de niños sometidos a tratamientos médicos prolongados a través de un nuevo hogar.

Hace 44 años, Fred Hill y su esposa, tuvieron que pasar por el doloroso proceso de acompañar a su hija menor en su tratamiento de leucemia. Durante la enfermedad, pudieron notar que en el mismo hospital al que ellos iban, muchos padres en la misma situación recorrían largas distancias y no podían solventar gastos de transporte, alojamiento o alimentación.

Esto generó que Fred buscase la manera de ayudar a estas familias recolectando fondos para comprar una casa cerca al hospital donde estaba su hija y los otros niños. La ayuda no demoró, e inmediatamente McDonald’s se sumó activamente al proyecto, generando una campaña de promoción que ayudó muchísimo a recolectar el dinero en tiempo récord.

Así es como el 17 de octubre de 1974 se fundó la primera Casa Ronald McDonald en Filadelfia, USA. Fred Hill hizo posible el sueño del “Hogar lejos del hogar” ayudando a  innumerables familias que pasaban varias noches en los pasillos de los hospitales o en residencias que no tenían las condiciones adecuadas y que además, generaban un gasto económico.

Las primeras casas 

La primera casa Ronald McDonald en Lima abrió sus puertas en el 2014, en alianza con el Hospital Nacional Edgardo Rebagliati Martins de EsSalud. En el año 2017, se abrió la segunda casa en el distrito de Surco y hasta la fecha, ambas casas han albergado a más de 4300 familias con niños que padecen cáncer u otras enfermedades de alta complejidad.

Hay muchas maneras de apoyar a esta asociación que ya tiene varios años en nuestro país, los únicos requisitos son tener vocación de servicio y ser comprometidos con los horarios establecidos. Las tareas desarrolladas por los voluntarios van desde preparar las habitaciones para la llegada de los huéspedes o recibir y clasificar las donaciones hasta apoyo en fiestas o talleres que se realizan dentro de cada casa.

Además, cuentan con varios programas para personas naturales que pueden donar una cantidad de dinero mensual y apoyar a una familia o programas más grandes en los que empresas socialmente responsables son aliados estratégicos de Casa Ronald y adoptan una habitación por un periodo específico. También, hay un programa especial llamado “comparte una comida” en el que cualquier persona puede donar los ingredientes de un desayuno, almuerzo o cena y cocinar para 30 o 40 personas, dependiendo de la casa que elija.

Para más información, aquí pueden encontrar datos extra sobre la asociación y cómo ayudar. No olvidemos que en todos los McDonald’s están las alcancías autorizadas para donar directamente a las dos casas que existen en nuestro país.

Noticias Relacionadas