¿Estás comiendo bien? 10 tips para una alimentación saludable

Una alimentación saludable depende de las necesidades de cada persona. Sin embargo, algunos consejos generales pueden ser de ayuda.

Llevar una dieta sana cotidianamente ayuda a prevenir la malnutrición en todas sus formas, así como distintas enfermedades no transmisibles y diferentes afecciones. Sin embargo, el aumento de la producción de alimentos procesados, la rápida urbanización y el cambio en los estilos de vida han dado lugar a una transformación negativa en los hábitos alimentarios.

La composición exacta de una alimentación saludable, equilibrada y variada depende de las necesidades de cada persona (edad, sexo, hábitos de vida), el contexto cultural, los alimentos disponibles localmente y los hábitos alimentarios. La mayoría de las personas acaba dejando de lado en muy poco tiempo una dieta que comenzó. Para prevenir esto debes hacer que la dieta se adapte a ti, que sea parte de tu estilo de vida y que realmente comas lo que te gusta

Los principios básicos de la alimentación saludable son siempre los mismos: Elegir siempre, o en su mayoría, alimentos en su estado natural y considerar la calidad de los alimentos que consumimos a diario para así contar con más nutrientes que calorías.

10 tips para iniciar un estilo de vida saludable 

1. Asegúrate de que el 85% de tus alimentos sean naturales, “no intervenidos por el hombre”, es decir aquellos alimentos que poseen un solo ingrediente como las frutas y verduras.

2. Procura comer cinco a seis veces al día comidas más pequeñas, y en cada comida integra vegetales, carbohidratos, proteínas y grasas saludables, así como también frutas.

3. Toma mínimo 2 litros de agua al día. Si llevas contigo una botella se te hará más fácil llevar el control del agua que consumes durante todo el día y poco a poco sin darte cuenta crearás un hábito.

4. Minimiza los alimentos “ultra procesados” como productos empaquetados de microondas, harinas y azúcares refinados, cereales de caja sin fibra, bollerías y golosinas dulces o saladas.

5. Disfruta la comida, no comas apurado: el cerebro tarda veinte minutos en percibir que está satisfecho, mastica los alimentos lentamente y disfruta del acto de comer.

6. Cocina algunos aperitivos saludables en grandes cantidades y guárdalas en recipientes dentro de tu refrigeradora, de esta forma siempre tendrás opciones saludables para comer cuando te de hambre dentro o fuera de casa.

7. Procura elegir las opciones más saludables fuera de casa. Esto no quiere decir que nunca más podrás comerte esa hamburguesa que tanto disfrutas comer, o esa torta de chocolate de la cafetería que te gusta visitar. Obviamente podrás consumir todo esto y más simplemente tienes que aprender a generar un balance en donde el 85% de tus comidas sean realmente saludables.

8. Puedes sustituir la mayonesa en tus ensaladas por un aderezo de yogurt griego o aprender a preparar diversos aderezos que te gusten y sean saludables.

9. Combina en tus meriendas frutos secos y frescos, esto te ayudará a mantenerte saciado por más tiempo, ya que estamos combinando una fuente de carbohidratos + proteína + lípidos o grasas saludables.

10. Aprende a controlar las porciones de tus alimentos de acuerdo a tu estilo de vida y consumo de energía.

Recuerda siempre que lo que comes puede ser tu mejor aliado o todo lo contrario, y de disfrutar cuando comes; es una experiencia sensorial, no la vivas en piloto automático.

Receta de aderezo de yogurt griego

  • 1 Yogurt griego
  • 1 cucharada de aceite de oliva
  • Medio limón
  • Perejil picado
  • Un diente de ajo
  • Cebolla china picada finamente
  • Una pizca de sal y pimienta

En un bowl colocamos el yogurt griego mezclamos con la cucharada de aceite de oliva, medio limón, sal y pimienta, y finalmente agregamos el perejil, cebolla china y diente de ajo finamente picados. ¡listo!

Noticias Relacionadas