Cuando Christian Cueva nos llevó al Mundial

Un video viral vertido a las redes sociales no puede ser objeto de burla y agresión a un mundialista de la selección.

Parece que más de medio país se olvidó de uno de los artífices de la clasificación peruana al último Mundial. Christian Cueva puede o no gustarle a todo el mundo, pero nadie está en la capacidad de denigrarlo públicamente a través de un video y convertirlo en viral. ¿Es que acaso se olvidaron todo lo que hizo cuando la selección atravesaba un mal momento y nadie confiaba?

El natal de Huamachuco fue uno de los que estuvo de principio hasta el final dando la cara en las derrotas e humillaciones de la selección. Cueva puede ser un futbolista que cometa múltiples errores dentro y fuera de la cancha, como todos, pero eso no desacredita su carrera futbolística ni a que nadie venga a faltarle el respeto a él y a su familia y subirlo a las redes sociales.

Quiero aclarar, primero, ante todo, que no soy ningún fanático de Christian Cueva- es un jugador más del fútbol peruano- ni un defensor enardecido del volante de la selección, pero una agresión tan deplorable de un tipo- que ya está identificado- con el que viajó en el mismo vuelo hacia Rusia, es totalmente inaceptable. ¡Peor si lo convierte en viral! No tiene ningún sentido que se exponga estas cuestiones.

No es más que una muestra de desagradecimiento y falta de respeto a un deportista profesional de nuestro país. Es que ya no es raro que en el país se le exija más a un futbolista que a un político. A la gente no le puede importar más lo que haga un futbolista en la cancha que un político con el erario público. Aunque sean espacios distintos y actores diversos, las emociones devenidas del ámbito futbolístico no pueden transgredir la esfera íntima de las personas. Un penal suyo no cambia la historia del país.

Cueva no puede ser del total agrado de todos los hinchas peruanos, pero desde que llegó a la selección, bajo el mando de Ricardo Gareca, su aporte ha sido fundamental para lograr la clasificación. Junto a Guerrero, Gallese, Tapia y  Yotún estuvieron desde el principio.

No olvidemos su primer gol oficial con la Selección Peruana, el primero antes de los cinco minutos ante Brasil en la Copa América de Chile 2015. Sus desbordes, sus piques, sus gambetas y sus asistencias lo catapultaron al fútbol internacional- lo fichó el Toluca de México- convirtiéndose en un ‘10’ determinante. Al principio la mayoría desacreditó su inclusión en la oncena titular, pero después de la competencia demostró en la cancha que podía ser una pieza fundamental.

En las Eliminatorias se valió de su talento y creatividad para doblegar selecciones en partidos importantes. Si Perú llegó al mundial, los hinchas no pueden olvidar sus extraordinarias actuaciones en los partidos contra Ecuador –En Lima y Quito, Paraguay en Asunción, Argentina, Uruguay y Nueva Zelanda en Lima. Fue uno de los que tuvo un rendimiento parejo durante toda la Eliminatoria.

Un penal errado – que lo puede fallar cualquiera por diversos motivos- no puede ser el declive en la carrera futbolística de alguien que se formó desde lo más bajo del deporte rey. Los hinchas pueden cuestionarlo toda la vida, pero no deben olvidar nunca que fue uno de los artífices de la clasificación, y que puso el hombro cuando se necesitaba el suficiente coraje para salir del mal momento.

Noticias Relacionadas

¿Sufres de insomnio? Te damos consejos para dormir mejor