Lucy Ibañez: Elegir ser uno mismo

En un mundo en el que ser heterosexual y cisgénero es visto como norma inquebrantable, ser uno mismo, quererse y aceptarse es muchas veces un acto de rebelión. Lucy Ibañez nos dio una entrevista respecto a diversos temas de la comunidad LGBTIQ+.

La sociedad está construida con pautas que nos indican cómo ser, cómo es apropiado actuar y a quién es aceptado querer como si fueran aspectos generalizables para todos. La comunidad LGBTIQ+ se encuentra en una situación de vulnerabilidad y desigualdad pues en esta sociedad la diversidad es vista muchas veces como algo negativo, algo que puede afectar en nuestra salud mental y pone en relevancia la falta de información y aceptación para ser uno mismo.

Frente a ello, Lucy Ibañez, psicoterapeuta especializada en sexualidad y en el trabajo con la comunidad LGBT, notó la necesidad de hacer algo al respecto, considerando que hoy en día acceder a profesionales informados e inclusivos con el tema no es siempre algo fácil. Para Lucy, nadie puede decidir su orientación sexual ni identidad de género, pero lo que sí podemos decidir es comenzar a ser nosotros mismos, de ahí el nombre de su Ebook Elijo ser yo, una guía práctica de apoyo para informarte, conocerte, aceptarte y enfrentar retos como lesbiana, gay, bisexual y transgénero (LGBT). En esta entrevista conversamos sobre su experiencia como psicoterapeuta, sobre conocerse y aceptarse a uno mismo, obstáculos de la comunidad, salidas del closet y diversos temas LGBT incluidos en su libro.

¿Qué es “Elijo ser yo”? ¿Qué beneficios puede obtener una persona con esta guía?

Elijo ser yo es una guía que te ayuda a informarte sobre temas LGBT, conocer y dominar mejor algunos términos. También, te ayuda a conocerte más, clarificar tu orientación sexual y comprender mejor tus cuestionamientos sobre identidad de género. Si bien no existe un “test” que te dice si eres LGBT o no, hay algunas preguntas en el libro que te darán más claridad, más seguridad de dónde te encuentras y cómo te identificas.

¿Qué temas incluyes en la guía?

Parte de la guía incluye herramientas que uso con mis pacientes durante la psicoterapia, de forma didáctica y comprensible. Hay herramientas para trabajar cosas como el autoconocimiento, pasos a tomar en cuenta si tienes dudas de cómo salir del closet, consejos sobre cómo lidiar con la homofobia y la transfobia de seres queridos, puntos sobre sexualidad, familias extendidas y mitos de pareja. Lo más importante es que el libro busca en último punto la autoaceptación. Es una guía terapéutica y si bien no reemplaza a una terapia, puede servir a personas que no pueden acceder a una o encontrar a un terapeuta libre de prejuicios.

¿Por qué es importante que los jóvenes LGBTIQ+ reciban atención psicológica?

Para aprender herramientas sobre cómo lidiar con situaciones que lamentablemente existen como la discriminación, falta de aceptación o falta de información. Cada persona tiene distintos objetivos: algunos buscan claridad, otros la tiene clara pero no saben cómo expresarlo por temor, otros quieren lidiar con la discriminación, etc. No es que una persona LGTB necesite terapia porque tiene un trastorno, sino que muchas veces terminan necesitando terapia debido a que el mundo todavía es un espacio que puede ser hostil para ellxs.

¿Cómo sé si estoy listo para “salir del closet”? En tu libro mencionas mucho a la autoaceptación ¿Consideras que ello es necesario para decidir hacerlo?

Creo que más que necesario se puede hablar de un ideal. La gente viene saliendo del closet por muchísimos años, no siempre preparados, han pasado momentos muy duros y se han levantado. Recibir una respuesta negativa puede ayudarte a ser fuerte y salir adelante o hundirte en depresión, las reacciones son distintas pero digamos que es más difícil cuando no te aceptas a ti mismo y recibes rechazo. Por eso, la autoaceptación es importante porque comienzo a tener una visión más positiva sobre mí mismo, dejando atrás creencias o ideas dañinas, haciendo que sea más fácil enfrentar esos retos.

¿Cuáles son los beneficios psicológicos de “salir del closet”?

Primero que la persona se siente más honesta consigo misma, más real. Ya estás siendo tú en tu día a día sin necesidad de esconderte, lo que aporta de manera positiva a tu salud mental, reduciendo la ansiedad y generando mayor satisfacción y aceptación hacia tu vida. Hablar de orientación sexual no tiene que ver solo con sexo, es también una orientación social porque involucra cualquier situación diaria, de ahí la necesidad de ser libre al relacionarte con las personas. En suma, solidifica la autoaceptación, ser genuino y sentirte aceptado por las personas que quieres te valida mucho como persona.

Según tu experiencia profesional ¿Cuál es el principal obstáculo que enfrenta la comunidad LGBTIQ+ con respecto a ir a terapia y respecto a la vida?

En la terapia, está el temor al juicio pues muchos han tenido experiencias negativas previas con psicólogos, psiquiatras o psicoterapeutas y está el no ser constante en las sesiones, que ocurre con las personas en general. Respecto a la vida, el mayor obstáculo es que la sociedad puede ser bastante hostil, heteronormativa y cisnormativa. Yo ayudo a mis pacientes a vivir mejor en un ambiente que todavía no comprende a la comunidad, ayudándolos a sentirse más cómodos en el ambiente en el que están aunque a veces si es necesario salir si estás en una situación de abuso.  Entonces, no tengo que estar destinado a sufrir eternamente porque la sociedad todavía no es como debería ser, más bien puedo trabajar en elegir cómo voy a ver mi día a día, ver cómo lidiar con la situación es algo que te hace más resiliente y con inteligencia emocional.

¿Qué le dirías a las personas cuyos seres queridos no aceptan su orientación sexual o identidad de género?

Primero, que su primera respuesta no siempre es definitiva. El susto, la tristeza o molestia pueden dar paso a otras emociones. Hay mamás que en un inicio querían que sus hijos vayan a terapias de conversión y ahora visten banderas luchando por los derechos. Entonces, les diría que todavía no se desanimen pues puede ser que las cosas cambian. Y si esa persona no hace el intento por mejorar su trato, hay que cuestionar si queremos seguir manteniéndolas en nuestras vidas antes de que se vuelva algo tóxico. Perder a alguien importante es difícil pero no es el fin, otras personas que te aman también te van a aceptar, sean o no tu familia. Finalmente, la reacción de esa persona no es un reflejo de quien eres tú sino de sus creencias rígidas de las cuales no somos responsables. Es difícil pero finalmente es muy importante pensar primero en nosotros.

¿Qué piensas acercas de la necesidad de utilizar las siglas LGBTIQ+?

De manera positiva sirven para visibilizar que la comunidad existe, pero si no te gustan las etiquetas o no te sientes cómodo con ellas es válido que no las uses. Hacen bien en el sentido de que visibilizan a una minoría para que sea vista de forma igualitaria y para que cuente con los mismos derechos. Quizás el lado negativo podría ser que etiqueta al resto. Sin embargo, la experiencia de los LGBT no es la misma que la de las personas heterosexuales y cisgénero. Hay muchos privilegios que se dan por sentado, por ejemplo, si eres heterosexual no tienes que pensar si estás en un lugar seguro al agarrarle la mano a tu pareja o andar convenciendo al resto de que eres hombre cuando eres cisgénero. Somos iguales porque todos somos seres humanos pero no vivimos como iguales, de allí la necesidad de las siglas.  Lo mismo con la guía, el objetivo es que en el futuro ya no sea necesario que alguien LGBT tenga que comprar un libro para poder lidiar con el mundo pero, como todavía no estamos ahí, es algo necesario.

 

El dato

Noticias Relacionadas

«Toy Story 4» nos dejó uno de los mejores cierres