Ya hice mi canción, ¿la registro?

El plagio, además de ser moralmente incorrecto, es un delito que incluso puede implicar la cárcel. Por eso, asegúrate de registrar lo que realmente te corresponde y goza de tu creación con total seguridad.

Por: Marcelo Castillo

Imagínate trabajar por varias semanas componiendo una canción. Cuando ya está lista, compartes la noticia, e incluso el trabajo final con tus amigos y conocidos. Al cabo de unas semanas, escuchas tu canción en la radio, pero no eres tú el que la toca, ni se te reconoce como autor. Todo el trabajo que viniste realizando ahora es atribuido a una persona que incluso lucra con tu esfuerzo. ¿Cómo evitar esta penosa situación?

Las canciones se consideran obras artísticas en la normativa peruana. Una canción es propiedad del autor desde el momento en el que la crea (en el innecesariamente complejo lenguaje jurídico, este momento es denominado hecho constitutivo de derecho, es decir, hacer nacer tu derecho sobre la canción). Sin embargo, es importante registrar tu obra para poder hacer valer tu derecho sobre los que otros pretendan. El registro, por su parte es un hecho declarativo del derecho que tienes sobre las canciones que compones.

En otras palabras, cuando creas una canción, empiezas a tener derechos sobre ella, pero cuando los registras, puedes hacerlos valer frente a otras personas.

¿Sobre qué derechos?

Cuando uno crea una canción, y en general cualquier obra, tiene dos tipos de derechos: patrimoniales y morales. Los derechos patrimoniales de la canción son aquellos que te permiten lucrar de la misma, es decir, permiten que ganes dinero de tu creación. Los derechos morales, que son intransferibles, son aquellos que tienes por tu condición de creador, como el reconocimiento, y todo lo que ello implique. Hasta aquí la parte complicada.

¿Cómo registro mi canción?

El Instituto Nacional de Defensa de la Competencia y de la Protección de la Propiedad Intelectual (más conocido como INDECOPI) es la entidad estatal encargada de llevar a cabo los registros de obras artísticas. Para ello, ha implementado hace algunos años una forma sencilla y eficiente de llevar este trámite. Puedes hacerlo incluso desde tu habitación, siguiendo estos pasos:

  1. Debes registrarte en la página de INDECOPI haciendo clic aquí, llenar los datos que te solicitan y generar tu usuario y contraseña.
  2. En la opción Nueva Solicitud, deberás seleccionar la opción “Obra artística” que como mencionamos, es la categoría a la que las canciones pertenecen.
  3. A continuación, llenas el formulario y adjuntas la documentación y la obra que deseas registrar. Es decir, la letra, composición o ambas, en el caso de una canción.
  4. Debes, después del paso anterior, realizar el pago por el registro. Para este año, la tasa es de 195.25 soles. Este monto puede ser cancelado desde la misma página con una tarjeta Visa o en una agencia del Banco de la Nación.
  5. En caso hayas pagado en el Banco, ingresas el código del boucher para verificar el pago.

Si es que no hay ninguna observación, en un plazo de 24 horas tu canción habrá estado registrada en INDECOPI.

¿Qué ventajas tiene el registro?

Garantiza tu derecho efectivo sobre tus creaciones. Esto se materializa en que nadie más pueda atribuirse algo que te corresponde. La Ley te ampara tus derechos sobre la canción desde que se realiza el registro. De esta manera, evitarás la penosa situación descrita al inicio de esta nota.

El dato:

Es importante que las creaciones que intentes registrar sean completamente auténticas. Es decir, que no hayas hecho un copy paste de otras creaciones, por más pequeñas que sean las partes copiadas. El plagio, además de ser moralmente incorrecto, es un delito que incluso puede implicar una pena privativa de libertad (o cárcel, en palabras simples). Por eso asegúrate de registrar lo que realmente te corresponde y goza de tu creación con total seguridad.

 

Noticias Relacionadas