Milimétrica, un lugar en donde el ciclismo y café dan sus frutos

Desde hace tres meses, Milimétrica ofrece una propuesta distinta.

En otros países, la cultura del ciclismo está muy ligada al café. Los ciclistas suelen reunirse en cafeterías para salir a entrenar, recobrar energías o terminar la ruta con una taza de café. El amor por el ciclismo y el café, llevaron a Jaco Benzaquen a unir sus dos pasiones en Milimétrica, un espresso bar que desde hace tres meses apuesta por un concepto distinto de cafetería.

Parte de la apuesta parte de la precisión pues en el café, factores como la temperatura, el tiempo, la molienda y el gramaje pueden cambiar el sabor en cuestión de segundos. Por ello, no tienen reparo en partir una y otra vez el hielo hasta lograr el peso preciso para un Chemex frío o de calibrar el molino para llegar al espresso querido.

Eso sí, la precisión no quita espacio para la imaginación. Aunque la carta cuenta con las bebidas clásicas de una barra de espresso, es posible encontrar una amplia variedad de métodos así como propuestas de autor: el stumpy de Nutella, el cold brew con agua tónica o el capuccino helado – cosa que confesaron, no habían hecho antes- son parte de una lista más larga. Esto se equilibra con una propuesta de dulces y salados sencilla pero bien elaborados entre los que destacan los queques y los bagels.

La propuesta del local es minimalista, lo que queda reflejado en unas cuantas mesas y una pequeña barra con vista a la calle La Paz, en Miraflores. Sin embargo, aun así, es posible leer o trabajar un rato con un buen playlist que combina rock e indie de fondo. El equipo está compuesto por Jaco, Daniel y Eva quienes se encargan de la barra y por Aníbal Kovaleff, mano derecha en el proceso de tostado. Al igual que otras propuestas como Neira Café Lab o Colonia & Co, aquí el protagonista es el café.

Como señala Jaco, en los últimos años, el café peruano viene siendo más valorado en el exterior como un single origin. Asimismo, el consumidor se preocupa más por lo que toma y aquí el café no es la excepción. Si bien es cierto, en el mercado aún predominan los cafés comerciales, cada vez hay más interés en probar cafés orgánicos o asistir a cafeterías de especialidad. En Milimétrica, esto queda garantizado dado que todo el proceso es liderado por productores, tostadores y baristas con experiencia, siendo una experiencia distinta.

El dato

  • En Milimétrica se trabaja con tres tipos de café de Cajamarca. El primero es un microlote de Dionisio Pintado (San Ignacio), un blend de borbón con caturra de una acidez increíble que en el espresso deja un sabor a ciruela, naranja y nectarina. El segundo es un mono varietal de caturra a 1950 msnm de la finca de David Flores (San Ignacio), que sirve para el brew bar y para la venta. Finalmente, utilizan café de la finca de  Damián Espinoza, una caturra amarilla.
  • Además de café, también tienen a la venta jerseys de ciclismo que pueden adquirir previa coordinación con el local. 

     

Noticias Relacionadas

El chocolate: más medicina que golosina