Star Wars: una guía antes del estreno de Los Últimos Jedi

Esta semana estrena la más reciente película de la saga, y antes de ir a verla y dejar nuestros comentarios hemos decidido hacer una pequeña guía para que aquellos no tan familiarizados con el universo creado de George Lucas puedan ubicarse y recordar todo lo que están viendo. Atención que si no has visto las entregas previas: pueden haber algunos spoilers.

¿Qué películas necesito ver antes de Los Últimos Jedi?

Hasta la fecha hay ocho largometrajes en total divididos en tres trilogías y un spin off. La trilogía clásica está conformada por Una Nueva Esperanza (1977), El Imperio Contraataca (1980) y El Regreso del Jedi (1983); la segunda trilogía, La Amenaza Fantasma (1999), El Ataque de los Clones (2002) y La Venganza de los Sith (2005); la nueva trilogía, El Despertar de la Fuerza (2015), Los Últimos Jedi (2017) y otra más por anunciar. La octava película, el spin off, es Rogue One (2016), que funciona como una bisagra entre Episodio III y Episodio IV, una suerte de Episodio 3.5 si gustan.

Tranquilo. No es necesario que veas todas estas antes del jueves. Esta nueva saga de películas está diseñada para que la segunda trilogía (episodio I, II y III) sea innecesaria de ver, Rogue One también puede ser saltada sin correr el riesgo de perder datos importantes. Lo que sí hay que ver es el resto, es decir: Episodio IV, V, VI y VII. Esto porque Los Últimos Jedi es una continuación directa de estas historias. Los personajes se repiten y los conflictos continúan, pero además, la información que proviene de estas cuatro películas ayuda a crear una empatía especial con los protagonistas, ya que gracias a ellas identificamos la lógica detrás de sus miedos y deseos, así como los patrones de comportamiento que se repiten entre generaciones. 

Kylo Ren, el nuevo Sith antagonista de la nueva trilogía. Fuente: IMDB.

¿Qué sucedió en El Despertar de la Fuerza?

Aquí entramos en el territorio de spoilers. Procede solo si ya has visto Episodio VI y quieres recordar qué sucedió. La película empieza 30 años después de los sucesos de Episodio VI y sirve como un paso de la antorcha para una nueva generación de personajes, así como también homenaje a la primera trilogía. La protagonista principal es Rey, una joven huérfana recolectora de chatarra en un planeta desértico que se encuentra con un droide de la Resistencia que guarda información importante para la lucha contra “La Primera Orden”, una facción militar sobreviviente del viejo Imperio Galáctico.

Rey se encuentra con Finn, un stormtrooper desertor de la Primera Orden, y junto con un envejecido Han Solo y un por siempre joven Chewbacca deciden emprender la misión de devolver el droide encontrado a la facción rebelde. No obstante, aparece Kylo Ren, un Sith que quiere seguir los pasos de Darth Vader y que trabaja para la primera orden. Él se convertirá en el principal enemigo de los protagonistas. Al final se revela que Kylo es hijo de Han y Leia, y en un fallido intento por salvar a su hijo del Lado Oscuro de la Fuerza Han Solo muere a manos del propio Kylo Ren.

Finalmente, Rey logra derrotar a Kylo en combate gracias a su talento innato para la Fuerza que descubre en el camino. La base de La Primera Orden es destruida en la lucha. Cuando Rey regresa con la Resistencia logra descubrir dónde se encuentra el último maestro jedi de la galaxia: Luke Skywalker, y decide viajar a conocerlo para empezar su entrenamiento. La película acaba con Rey devolviéndole a Luke el sable de luz que alguna vez le perteneció y que había utilizado para derrotar a Kylo Ren.

Los Últimos Jedi parte de aquí, del encuentro entre Rey y Luke y el entrenamiento al que se someterá la joven heroína para pulir su habilidad con la Fuerza. Asimismo, veremos otro capítulo más de la lucha entre La Nueva Orden y La Resistencia en paralelo. Una división de tramas que hace recordar a El Imperio Contraataca (1980).

Darth Vader dando una de las frases más memorables de la historia del cine y creando la figura del spoiler. Fuente: IMDB.

¿En que orden debo ver las películas?

Hay tres órdenes posibles. El orden cronológico dentro del universo, el orden por fecha de estreno y un último orden alternativo que se ha puesto de moda entre los fanáticos de la saga que salta y regresa entre las dos primeras trilogías.

Recordemos, la trilogía original de los 70 y 80 narra la historia de Luke Skywalker y su lucha contra Darth Vader y el Imperio Galáctico; la segunda trilogía de los 90 y 2000 aborda la historia previa de la trilogía original y muestra el paso de Darth Vader al lado oscuro. La trilogía actual regresa a la historia posterior a la trilogía original.

El orden cronológico dentro del universo implicaría que las películas se vean según el número de episodio que se indican. Empezando por Episodio I, luego II, III y así en ese orden hasta llegar a Episodio VII, entre Episodio III y Episodio IV se debería ver Rogue One.  

El orden por fecha de estreno implicaría que uno vea primero Episodio IV y luego V, VI, I, II, III y VII: en ese orden, terminando con Rogue One.

Previo al estreno de El Despertar de la Fuerza y Rogue One surgió un orden alternativo para ver las dos primeras trilogías que fue bien recibido por los fans. Esta propuesta inicia con primero ver Episodio IV y V, y luego ver el II y el III (Episodio I quedó fuera de la lista); finalmente, se ve Episodio VI. Esto permite familiarizarte con los personajes, en especial con Vader, para que luego de ver Episodio V recurramos al II y el III y de esta forma entender al personaje y su cambio al lado oscuro antes del desenlace final una vez su verdadera identidad es revelada. A este orden alternativo se le añadiría ahora ver Rogue One luego del Episodio VI y finalizar con el Episodio VII.

Todas esta películas salvo Rogue One y El Despertar de la fuerza las puedes encontrar en Netflix.

El enfrentamiento final entre Luke Skywalker y Darth Vader en El Regreso del Jedi. Fuente: IMDB.}

¿Cuáles son las mejores?

Esto se va a poner controversial. Hay mucha discrepancia entre cuales son las mejores películas de Star Wars, así que partamos de un punto en el que casi todos coincidimos: las precuelas de la segunda trilogía son las más bajas. Quizá para muchos (me incluyo) estas fueron las primeras películas de Star Wars que vimos y por eso les tenemos un cariño especial, pero si nos quitamos los lentes de la nostalgia seremos capaces de verlas por lo que realmente son: obras inferiores a las originales.

Y no, este no es un caso de fanatismo ciego de “nada nunca superara a las originales”, porque se puede armar un caso para discutir que El Despertar de la Fuerza es mejor película que El Regreso del Jedi (1983), por ejemplo.

La Amenaza Fantasma (1999) marcó el regreso de George Lucas y su creación a la pantalla grande después de 16 años de ausencia y fue una decepción. El estreno de Episodio I fue un gran acontecimiento en su época, tanto para fans y para la taquilla, pero las críticas no fueron favorables y a ellas luego se le sumaron las críticas de los mismos fans que no vieron en la nueva propuesta el espíritu del viejo Star Wars que conocían.

Quizá la más rescatable dentro de la segunda trilogía es La Venganza de los Sith (2005), debido a la cantidad de acción, personajes y compromisos emocionales por los que los protagonistas atraviesan. Si algo hay que reconocerle a las precuelas es que mejoraron el combate entre sables de luz. Uno ve las luchas entre Obi Wan y Darth Vader en Episodio IV y se siente casi estafado hoy en día luego de ver las coreografías de las nuevas películas.

Mencionamos El Regreso del Jedi previamente. Si bien no es una mala película, es la menos lograda de la trilogía original. El Despertar de la Fuerza y Rogue One están, sino a su nivel, por lo menos bastante cerca, y cualquiera que sostenga que estas dos últimas son incluso mejores que Episodio VI no debería ser visto como ningún loco. Pero si dentro de estas dos hubiera que escoger una sería Rogue One, porque plantea algo nuevo. Episodio VII es un gran reciclaje de esquemas, escenas, arquetipos de personajes y tramas de Episodio IV y V. Los fans se quejaron por tanto tiempo que las precuelas se desviaban tanto de las primeras películas que se les terminó por dar lo mismo pero envuelto de forma diferente en Episodio VII para evitar una nueva reacción negativa por parte de ellos.

En ese sentido, El Despertar de la Fuerza no arriesgó en proponer nada nuevo y  le funcionó, críticos y fanáticos por igual recibieron con buenos comentarios a Episodio VII por volver a ofrecer una “buena película de Star Wars” después de años. Muchas películas ya copian a Star Wars, no es necesario que Star Wars se copie a sí misma. Rogue One, por otro lado utiliza el fantástico universo de Star Wars para brindar una historia propia, una historia de guerra y sacrificio enfocada en los rebeldes que mueren anónimamente mientras los Solo y los Skywalkers se llevan la gloria.

Pero si vamos a hablar de las dos mejores, entonces tenemos que hablar de las dos primeras en estrenarse, Episodio IV: Una Nueva Esperanza, y Episodio V: El Imperio Contraataca. El debate entre el título de la mejor Star Wars siempre ha sido entre estas dos y normalmente siempre se tiene a considerar a El Imperio Contraataca como la mejor.

La postura de este redactor es que Una Nueva Esperanza es mejor que El Imperio Contraataca. Sí, puede que Episodio V sea la película más icónica de toda la franquicia, pero el final no produce un cierre, está concebida para que sea una película que le da pie a otra; mientras que Episodio IV fue creada para que se sostenga de manera propia y funciona por sí sola sin apoyarse en ninguna otra película. Una persona que nunca ha visto Star Wars puede ver Una Nueva Esperanza y tener una buena historia contada de inicio a fin que queda resuelta, es más, podría desconocer la existencia del resto de películas de Star Wars y darse por satisfecha. Mientras que con El Imperio Contrataca no sucede lo mismo, Episodio V exige al espectador ver la siguiente entrega, es una buena película, pero que depende de otra más para dar su cierre y eso le cuesta puntos.

Star Wars es un fenómeno mundial. Su mito es divulgado mediante una gran variedad de medios, las películas son el núcleo, pero también están los videojuegos, las novelas, los comics, las series animadas, etc. Te guste más El Imperio Contraataca, El Regreso del Jedi o hasta las precuelas mismas, no importa, porque al final todas se reducen a la vieja historia de la lucha del bien contra el mal, una historia tan vieja que nunca pasa de moda y asegura que tendremos Star Wars para rato.

Noticias Relacionadas

Día del libro: 7 influencers de libros que debes conocer

Las muchas Limas que el arte nos invita a explorar