Gourmet Lab: un espacio para perder el miedo a la cocina

Cada vez nacen menos lugares genuinos y sin pretensiones, pero sobre todo, cada vez hay menos personas que apuestan por algo realmente bueno y consciente. Gourmet Lab nos presenta la nueva propuesta de cocina participativa en Lima.

Cocinar no tiene porqué ser una tarea compleja. Si hay algo que hacemos todos los días es comer y para comer bien tenemos que saber qué es lo que estamos comiendo. Lejos de generar frustraciones, Gourmet Lab busca ser un soporte de ayuda sencillo y dinámico. Este espacio busca a través talleres cortos enseñarnos a cocinar con chef profesionales de larga trayectoria.

Acá todos nos sentimos como en casa, no se respira ese aire comercial que a veces encontramos en propuestas similares, aquí podemos percibir un ambiente familiar y cálido de manera casi automática. Gourmet Lab es la nueva propuesta de cocina participativa en Lima en donde tú eres el protagonista.

La semana pasada nos invitaron a participar de la clase de comida mexicana y nos encantó, salimos felices de poder aprender algo nuevo y conocer más de cerca un negocio que recién empieza pero que proyecta ser un éxito. Aquí los datos:

Antes de empezar
  • Gourmet Lab entrega un mandil que puedes llevarte al finalizar la clase y además, te dan un ticket válido para 2 bebidas, lo mejor es que también puedes pedir vino. ¿Habrá algo mejor que cocinar con una copa de vino en la mano?
  • Las clases duran entre 2 y 3 horas. Se forman equipos de 4 personas y cada grupo comparte una cocina, utensilios, insumos, etc. Es decir, cada quién trabaja con sus propios materiales y el chef es guía en todo momento.
  • Acá no vienes a picar, pelar y cortar, en la clase te entregan todo listo para cocinar.
  • Las clases son de máximo 12 personas y es 100% participativa. Antes de empezar, te muestran las recetas impresas, al finalizar te las puedes llevar y además, te las envían por correo electrónico.
Carne molida, frejoles, culatro, cebolla, tomate licuado. Todo listo para ser usado en la cocina.
Durante la clase
  • Nuestra clase de comida mexicana abarcó 3 recetas: tacos con moles de chile quemado, enchiladas de pollo y tacos de chili con carne; además hicimos 3 salsas: crema agria, pico de gallo y guacamole. Normalmente en cada clase puedes hacer dos o más recetas. La adrenalina de mantener la calma en el equipo, evitar quemar la mezcla o sobre cocinar algunos ingredientes sirvió también como terapia para los que solemos desesperarnos rápido o perder la calma fácilmente.
Uno de los grupos, mezclando la carne molida con los frejoles y el resto de insumos. Algo que destaca, es que el mobiliario es moderno y de buena calidad.
Al finalizar
  • Puedes compartir con el grupo la cena que juntos han preparado, es un lindo momento de intercambio y aprendizaje en el que podemos escuchar diferentes experiencias y los puntos de vista de cada participante. Quedamos felices porque servimos todo como en una cena de verdad.
Luego de cocinar, pusimos la mesa. Cada plato en una presentación distinta acompañado de doce tortillas que nos permitieron comer rico y harto. Toda una cena. Foto: Milagros Iparraguirre

Como ven, esta es una opción muy buena y diferente para aprender a cocinar pasando un momento divertido, conociendo personas con el mismo gusto y propósito.

Los datos

  • El precio de cada clase es de S/ 150 pero hay un precio especial introductorio.
  • Los horarios son a partir de las 7 p.m., aunque hay otras clases que empiezan más temprano.
  • Además de la clase de comida mexicana, este mes también tendrán clases de cupcakes, comida española, cocina saludable, makis, brunch, cocina en pareja, cocina creativa, piqueos, etc. Puedes revisar las clases programas aquí.

 

Noticias Relacionadas