Benito Saco y el arte del servicio

Entre copas y risas, conversamos con el mejor maitre del Perú sobre esta importante profesión.

Por: José Bracamonte

Empecemos por definir el término. El puesto de maitre o jefe de sala es imprescindible para brindar un excelente servicio en un restaurante, así como para conseguir que el cliente recuerde su estancia como una agradable experiencia.   Dentro de sus funciones está el  supervisar el buen funcionamiento de la sala, controlar el inventario y stock, así como supervisar el estado y limpieza de las instalaciones. Hoy, que somos una potencia gastronómica, hay que cuidar nuestra imagen. De eso se trata esta profesión.  

En esta oportunidad conversamos con el señor Benito Saco, una celebridad del mundo restaurantero, que día a día desde hace 18 años deleita a los comensales como el jefe de salón del Perroquet, restaurante del hotel Country Club. Es la persona encargada de llevar al pelotón al éxito y sí que lo ha conseguido. Cada mozo espera las órdenes de quien sería el responsable del restaurante. Realizando una fidelización eterna en base a su buen gusto, un protocolo único y la experiencia que lo ha llevado a convertirse según la guía Summum e Ipsos Apoyo en el mejor maitre del mercado nacional por segunda vez consecutiva.

Así se desempeña Benito Saco en sus labores: con una sonrisa.

 

Lo admiro muchísimo y creo que es un personaje muy importante para nuestra sociedad gastronómica. Él viene atendiendo a muchos representantes del país y del mundo, mostrando su dedicado arte del servicio de lujo. Nació en el año 1954 en Lima y tuvo una carrera muy apresurada, él estudiaba contabilidad en la Federico Villarreal, en ese entonces de joven paralelamente trabajaba eventualmente para el señor Jean Piagget. “Él me llevó al Cesar’s Hotel y me enseñó lo que es el trabajo duro y sacrificado de la hotelería. Esto hizo que me planteara nuevas metas, inicialmente dentro de cocina, bar, vinos”, recuerda Benito.

A lo largo de su carrera, Benito ha atendido a Belaunde Terry, Morales Bermúdez y Bedoya Reyes en el restaurante “El Lúcumo” del Cesar’s Hotel. Experiencias de las cuales aprendió mucho. Sin embargo, para él, cada cliente es especial y se ha ido convirtiendo en una amistad eterna, de respeto y cariño.

“Cada momento que he ido trabajando, he ido creciendo también por los equipos que he ido encontrado en el camino. Me siento orgulloso de haber formado grandes equipos de gente, donde el servicio se siente como una armonía, como un ballet puesto a punto de un gran estreno.” – Benito Saco

Su pasión es su familia, por los que sigue vivo y se mantiene feliz. Todos los títulos que ha ganado le han dado una mayor responsabilidad en el mercado. Mayor compromiso con el país y con el Perroquet, que deja huella frente a tantas visitas que pasan por ahí.

5 consejos para los jóvenes de hoy a través de Vía Expresa por Benito Saco

  1. No pierdan la pasión
  2. Sean honrados
  3. Dedicación
  4. Persigan sus sueños
  5. Sean constantes en el trabajo, nunca bajar la guardia

Noticias Relacionadas

Conoce Trena, la iniciativa que lleva el muay thai a zonas vulnerables