Hasta que nos amistemos: Qué hacer cuando estás peleado con tu pareja

Lo bonito y lo no tan bonito son partes muy reales de toda relación, lo que hará la diferencia es qué haces con ello.

¿Cuántas veces creímos estar con el príncipe o princesa azul solo para encontrar que los problemas y las discusiones hacen que esa persona pase de un azul hermoso a un marrón opaco? Tengo años buscando el santo grial de las relaciones: la fórmula mágica para resolver problemas de pareja. No existe.

La venganza no es un plato, y no se come mejor frío. No si quieres tener una relación que valga la pena. Cuando aparece un problema en la relación, existe una coautoría y ambos son responsables sobre cómo esa situación se desarrolle. Y si somos coautores de generar el  problema, podemos serlo en solucionarlo también. Les tengo un secreto: en una interacción existen tantas verdades – o partes de la verdad – como personas. Aceptar esto te va a dar un panorama más amplio, y parte de lo que nos toca hacer es tomar responsabilidad y adueñarnos de lo que estamos sintiendo y haciendo para que, cuando se dé el momento, poder expresarnos y escuchar al otro.

En esta nota te voy a contar acciones que puedes tomar para preparar el terreno antes de sentarse a conversar sobre lo que está pasando.

 

 

 

 

 

 

 

Qué hacer para evitar que estalle la batalla:

  • Tomen espacios. Pocas cosas cierran más los canales de comunicación que hablar con la cabeza caliente. Cuando hacemos eso, hablamos desde la herida y podemos lastimar profundamente a quien amamos solo por no poder escoger mejores palabras. Darse espacio los ayudará a relajarse, cada uno podrá analizar y comprender mejor lo que siente, para poder volver y comunicarse mejor.
  • La mayoría entramos en el modo default de esperar del otro lo que siempre nos da, cosa que, como muchos de ustedes han notado ya, no es posible todo el tiempo, ni es  justo para nadie. No existe esa fórmula mágica que funcione para todos en todas las situaciones, pero lo que sí hace magia cuando estamos en problemas, es encargarte de ti mismo. Para hacerlo, pregúntate qué necesitas de  tu pareja en ese  momento, y lo siguiente es encontrar cómo darte eso mismo o algo muy parecido. Dedicarte ese tiempo para satisfacer lo que necesitas en el momento libera gran parte de la tensión que puede estarse formando entre los dos.

Hbo GIFs - Find & Share on GIPHY

  • Si conoces las heriditas de tu pareja, no digas o hagas cosas adrede que le den justo ahí. Si seguimos lastimando porque nos lastimaron, lo único que vamos a lograr es terminar más heridos.
  • Ten empatía de verdad. Y me dirás, “pero, Sol, ¡estoy fúrica! No tengo por qué ponerme en su lugar.” Para empezar, la cuestión no es ponerse en los zapatos del otro, sino preguntarse qué está sintiendo, y la buena noticia es que no tienes que dejar de sentir lo que sientes, pero puedes decidir respirar hondo y preguntarte: ¿qué está sintiendo el otro? Nadie que esté su sano juicio y feliz va a crear problemas de la nada, siempre hay algo detrás. Te prometo que esto te dará una mejor perspectiva de lo que sucede con tu pareja, e incluso puede hacerte ver cosas sobre ti mismo que no habías notado. Están juntos en esto, deben cuidar de los dos, piensa en sanar la relación – para eso ambos tienen que ceder un poco para encontrarse con el otro.
  • Es tan TÍ-PI-CO que cuando estamos en zona de guerra lo que solemos hacer es tomar una esquina y a través de mil artimañas, intentar lograr que el que está en la otra venga a la nuestra para que nos entienda. Pero, honestamente, ¿cuántas veces tomamos la iniciativa de irnos a la otra esquina primero? El hecho de escuchar al otro primero y darle valor a sus sentimientos no significa que tú no serás escuchado y valorado. Decidir moverse primero cuesta trabajo, pero lo vale: estarás tendiendo un puente entre los dos, facilitando la comunicación y reduciendo la distancia entre ambos.

Recuerda todo lo que te hace enamorarte de nuevo cada vez de tu pareja y, si lo positivo pesa más que lo negativo, entonces vale la pena hacer la chamba y solucionar los problemas.

Un último dato, el make-up sex no es para amistarse, sino para después de amistarse, no lo usen para evitar pelear. Una vez removidos los obstáculos entre ustedes, reconéctense y ámense con locura.

Love GIFs - Find & Share on GIPHY

Noticias Relacionadas

El huevo más famoso del mundo se rompe a favor de la salud mental

Olvídate de los villancicos: 8 canciones alternativas para acompañar tu navidad