10 opciones para comer rico y ahorrar al mismo tiempo

Invierto gran parte de mi dinero en probar lugares nuevos o repetir almuerzos y cenas en mis restaurantes favoritos pero eso no sería posible si no siguiera algunos consejos para ahorrar al mismo tiempo.

Varios de mis amigos creen que gasto mucho dinero pero en realidad utilizo todos los recursos posibles para gastar menos y así poder darme antojos varias veces al mes.

En esta lista recopilé todas las alternativas que tengo y que normalmente uso. Son opciones al alcance de todos; si no tienes acceso a una, estoy segura que a otras sí.

1. Suscriptores de El Comercio

Si eres suscriptor de El Comercio o tienes algún familiar que te pueda compartir el acceso aprovecha las ofertas, son muy buenas y cambian cada semana. Con esto puedes acceder a restaurantes con descuentos que van desde el 20% hasta el 50%. Hace poco descubrí por este medio a Fundo Las Brasas, un nuevo ‘all you can eat’ de baby chicken a la leña que la está rompiendo, trabajan con papas nativas e insumos de muy buena calidad. Pueden ver el descuento aquí.

2. La cuenta sueldo de los bancos

Esta es mi favorita porque los descuentos y la selección de restaurantes es mejor que en las otras opciones. Si te pagan el sueldo a través de una entidad bancaria como BCP o BBVA tienes la oportunidad de acceder a descuentos que van desde el 40% hasta el 70%. Algunos bancos hacen su propuesta más atractiva ofreciendo botellas de vino en restaurantes como Malabar o La Huaca Pucllana. Los descuentos cambian cada 3 – 4 meses por lo que siempre encontraremos diferentes alternativas.

3. Marcha Blanca

La Marcha Blanca es un recurso que utilizan muchos restaurantes nuevos para mostrar su propuesta y tener un feedback inicial. Normalmente lo hacen durante una semana antes de la apertura oficial y el descuento es tan interesante que puede llegar hasta el 50%. Así fue como probé Café de Lima o Jerónimo.

Lo divertido de esto es probar lugares nuevos y poder ver cómo van modificando y mejorando respecto a la primera visita. Además, muchas veces son alternativas de otros restaurantes que ya conozco lo cual me gusta un montón porque vas nutriendo la perspectiva que tienes de cada chef o dueño.

4. Fanpage de los restaurantes

Los restaurantes saben que tienen un público exigente y que la competencia es bastante alta. Últimamente están apostando por dar ofertas que solo comunican a través de sus redes sociales. Hay que estar atentos porque muchos de los restaurantes están promocionando menús definidos (entrada, fondo, postre) al precio de lo que normalmente cuesta solo un plato. Por ejemplo, Tragaluz, el restaurante del Belmond Miraflores Park, tiene un menú bastante bueno a un precio doblemente bueno.

5. Lima Food Week

Lima Food Week es un evento online que agrupa a los mejores restaurantes de Lima dos veces al año con el fin de tener un menú degustación a un precio bastante inferior al regular. Cada restaurante ofrece una opción de menú almuerzo y menú cena que incluye una entrada, fondo y postre al precio de lo que normalmente pagarías solo por un fondo. Mediante la web haces la reserva y el pago, luego vas al lugar elegido y disfrutas la experiencia. Aquí he encontrado menús muy buenos  en Nanka o en Mayta, mi restaurante favorito.

6. Cuponeras virtuales

Si bien no abarcan los mejores restaurantes, se pueden encontrar ofertas interesantes. De hecho en Groupon encuentro las mejores opciones pero darle una chequeada a Ofertop nunca está demás.
En este tipo de descuentos es importante fijarnos en la fecha de vencimiento y sobre todo, las condiciones porque muchas veces pueden sorprendernos para mal.

7. Priority de Movistar

Priority es una app que te permite gastar un poco menos a la hora de comer. Ayuda a ahorrar en pequeños gustos como postres, fastfoods o restaurantes más accesibles en cuanto a precio. Yo normalmente lo uso para postres o algún antojo dulce como Miss Cupcakes o King Kroughtns. También he visto que tienen descuentos en buffets bastante conocidos como La Bistecca. Los descuentos son un poco menos interesantes que las otras opciones pero de todas maneras se ahorra, algo que a nadie le cae mal.

8. Reservas online

Esta opción la descubrí casi por casualidad, había quedado en desayunar al día siguiente y mientras investigaba sobre el lugar me topé con una página para hacer reservas online, Atrápalo. Esta página agrupa varios restaurantes y te permite tener descuentos con la única condición que reserves a través de su web. Yo la he usado un par de veces y he obtenido descuentos de hasta 40%.

9. Mailing

Les recomiendo entrar a la web de sus restaurantes favoritos y registrarse con su mail en los boletines que suelen ofrecer para los clientes. Además de enterarme de las últimas novedades o precios especiales, hace poco supe del nuevo menú ejecutivo que ofrecía mi lugar favorito de pizzas, La Linterna. Busqué en todas sus redes la misma oferta y no la encontré más que en el correo que me llegó. La oferta era muy buena y con bastantes opciones para elegir, lo mejor es que incluía platos de su carta regular.

10. Amar es compartir

Siempre que voy a conocer un lugar nuevo le doy una leída a los comentarios de sus redes sociales o entro a blogs gastronómicos para saber lo que me espera. Así es como me entero del tamaño de los platos. El punto clave es estar informados y saber a lo que nos enfrentamos. Hay lugares a los que fui con la idea de que tengo que pedir solo 3 platos si somos un grupo de 5, o en otros casos que tengo que pedir una entrada y un fondo para dos personas. Un ejemplo clarísimo sería la propuesta en cuanto a tamaño de platos que tiene Isolina.

Estas son mis opciones para ahorrar y comer rico al mismo tiempo, si eres de los que creen que hay que tener un presupuesto considerable espero que estos tips te hayan ayudado.

Noticias Relacionadas

Día del libro: 7 influencers de libros que debes conocer