¿Cómo llevarme bien con alguien que me cae mal?

Muchas veces creemos que cuando alguien no nos agrada, estamos condenados a tener una terrible relación con él o ella. Te dejamos una serie de pasos para que no sea así necesariamente.

Por Fernando García, psicólogo. 

  • Autoconciencia

El primer paso es ser consciente de que, en efecto, la persona no nos agrada. Tratemos de responder al porqué con más preguntas. ¿Me hizo algo en el pasado? ¿Dañó a alguien que quiero? ¿Me está haciendo algo ahora? ¿Hay una o más características que no puedo tolerar? ¿Me hace recordar a otra persona?

  •  Los espacios compartidos

Otro eje importante es el ambiente en el que nos relacionamos con esta persona. Es muy diferente que te desagrade una persona del trabajo, que un compañero de la universidad, el amigo de un amigo o un familiar; con unos podemos ser más distantes que con otros. Situar a la persona en su contexto nos permitirá tener estrategias más efectivas. Una vez que hayamos contextualizado la relación, podemos encontrar y combinar lo que viene a continuación.

  • La humanidad compartida

Si la aversión no es tan intensa, una estrategia útil es enfocarnos no en lo que nos diferencia, sino en lo que compartimos con esa persona. Encontrar elementos en común nos permitirá identificarnos con el otro y, desde esa identificación, reducir el rechazo.

  • La cordial distancia

Están también aquellas personas que nos resultan insoportables y nuestro rechazo es inmenso. Nos gustaría que no estén presentes en nuestras vidas pero lo están. ¿Qué hacer? Construir una cordialidad distante basada en el respeto, lo que implica una interacción mínima pero asertiva, manteniendo las formas básicas, sin necesariamente sonreír, pues es sano practicar la sinceridad.  

Noticias Relacionadas

Hablemos de sexo anal: 5 cosas que debes saber

ASMR: el arte de las cosquillas cerebrales

Trans Historias: Despertando voces desde el teatro testimonial